Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC aprueba una nueva rotación de consejeros que rompe el tándem de 'díscolos' en la sala de Competencia

El Pleno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado una nueva rotación entre sus salas de Competencia y Regulación que, entre otras cosas, implicará la separación del tándem formado por Fernando Torremocha y Benigno Valdés en la primera de estas dos instancias, indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras de los cambios.
Estos dos consejeros se habían caracterizado por mostrarse contrarios a algunas de las principales decisiones de la sala de Competencia, entre ellas las referidas a la imposición de sanciones a diversos cárteles. Las resoluciones habían prosperado gracias al apoyo de los tres vocales restantes.
La nueva rotación entre las salas se aprobó el pasado 21 de diciembre e implica el traslado de Valdés a la de Regulación, así como de Clotilde de la Higuera a la de Competencia. La rotación de Torremocha ha quedado pendiente de la designación de los nuevos consejeros de la CNMC.
El regulador se ha obligado a que todos sus consejeros roten entre ambas salas antes de la finalización de su mandato. Sin embargo, tiene que conjugar esta pretensión con la caducidad de los mandatos de tres vocales desde septiembre de 2015, a la que se sumarán las de otros tres en septiembre de 2017.
'El Confidencial', que adelanta la nueva rotación entre salas, asegura que la posición de Valdés y Torremocha ha contribuido a "erosionar" la posición del presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, quien ejerce además de titular de la sala de Competencia y ha tenido que hacer frente a una actitud "claramente hostil" desde la creación del organismo en 2013.
Al margen de las rotaciones, la CNMC se encuentra pendiente de la renovación de los consejeros cuyos mandatos han caducado, así como del acuerdo parlamentario entre PP y Ciudadanos para su separación en dos organismos independientes, uno de Competencia y otro de Regulación.
Desde hace más de un año y ante la ausencia durante buena parte de 2016 de un Gobierno que impulse las renovaciones, se encuentran caducados los mandatos de Diego Rodríguez, Eduardo García Matilla y María Ortiz. Dentro de nueve meses también caducarán los puestos de Idoia Zenarrutzabeitia, Josep Maria Guinart y del propio Torremocha, quien ya tiene 81 años.