Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC recurre ante el Supremo el decreto que regula Uber y Cabify

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha presentado este lunes ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo su demanda formal contra el Real Decreto 1057/2015, de 20 de noviembre, por el que se regulan los vehículos de alquiler con conductor (VTC), como Cabify y Uber.
De este modo, se abre el proceso judicial en el que, de un lado, CNMC, Uber, Unauto y Cabify; y, de otro, el Ministerio de Fomento, Fedetaxi y varias asociaciones locales de taxistas expondrán sus argumentos tanto a favor como en contra de la desregulación del transporte de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, prestado por taxis y VTC.
Fedetaxi, que informa en un comunicado de la presentación de la demanda, asegura que la CNMC no litigará representada por la Abogacía del Estado, sino por un despacho privado de abogados, siendo Fomento quien contará con la asistencia de dicha Abogacía del Estado.
Competencia se fundamenta en la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, a pesar de la anulación reciente de varios artículos por el Tribunal Constitucional, que continuará siendo aplicada durante el litigio en el Supremo, por lo que se mantendrán las limitaciones al otorgamiento de autorizaciones VTC que expiden las comunidades autónomas.
Desde la Federación española del taxi sostienen que tras este litigio existe una "pugna de poder velada entre Luis de Guindos y el Ministerio de Fomento" y aseguran que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha posicionado "claramente a favor" del mantenimiento de la normativa vigente.