Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC autoriza la venta por parte Repsol a Madrileña Red de Gas de 41.800 puntos de GLP canalizado

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado en primera fase la venta por parte de Repsol Butano a Madrileña Red de Gas del negocio de gas licuado del petróleo (GLP) canalizado en la Comunidad de Madrid, consistente en 41.832 puntos de suministro.
La Sala de Competencia de la CNMC solo realiza una objeción, relacionada con el contrato de suministro de GLP a granel entre Madrileña Red de Gas y Repsol Butano, al que considera, dada su duración, necesario para la realización de la operación y, por tanto, vinculado a la misma.
Esta consideración se produce siempre y cuando no existan cláusulas de exclusividad, en cuyo caso este contrato de suministro no se consideraría accesorio ni necesario y quedaría sujeto a la normativa sobre acuerdos entre empresas.
La venta del GLP canalizado se inscribe en las desinversiones realizadas por Repsol en este negocio desde septiembre del año pasado. El grueso del negocio se vendió a Gas Natural Distribución y a Redexis Gas por 651,5 millones y procuró una plusvalía de 367 millones a la petrolera.
En aquel momento, Gas Natural Fenosa compró 250.000 nuevos puntos de suministro por 450 millones, al tiempo que Redexis se hizo con 53.700 suministros y 213 kilómetros de red de distribución de gas.
La compañía dirigida por Josu Jon Imaz también decidió, como parte de su plan de gestión dinámica de la cartera de activos contemplada en su plan estratégico, vender activos de GLP canalizados a EDP y Gas Extremadura por 136 millones, lo que le generó unas plusvalías de 76 millones.