Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC no solicitará a Bruselas el análisis de la compra de Ono por Vodafone

El pleno del consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido no solicitar a la Comisión Europea el reenvío a España del análisis de la operación de compra de Ono por parte de Vodafone, según han informado fuentes del organismo regulador.

En la reunión celebrada por el pleno el pasado viernes se consideró que no era pertinente solicitar el reenvío de esta operación de concentración, ya que la suma de los ingresos anuales a nivel mundial de Vodafone y Ono superan los 5.000 millones de euros, por lo que se trata de una operación, por volumen, comunitaria.
Además, Vodafone no tiene más de dos tercios de su volumen de negocio total comunitario en un mismo Estado miembro.
Esta dos razones han llevado a la CNMC a considerar que la operación es de ámbito comunitario y la competencia es, por tanto, exclusiva de la Comisión Europea, han señalado a Europa Press las fuentes del organismo presidido por José María Marín Quemada.
El pasado 23 de mayo Vodafone notificó a la Comisión Europea la operación de compra del 100% del capital de Ono por un importe de 7.200 millones de euros, incluyendo la deuda de la firma española. La dirección de competencia comunitaria ha fijado además el próximo 2 de julio como fecha para decidir sobre la oferta de Vodafone para comprar el operador de cable español.
No obstante, la CNMC contaba de plazo hasta este miércoles para pedir a Bruselas el traslado del expediente amparándose en el artículo 9 del reglamento de concentración de la Comisión Europea 139/2004.
De acuerdo con este artículo, los Estados miembros pueden solicitar la remisión del análisis de una concentración con dimensión comunitaria inicialmente notificada a la Comisión si dicha operación amenaza con afectar de "forma significativa" a la competencia en un mercado de ese país que presenta todas las características de un mercado definido.
NO AFECTA A LA COMPETENCIA EFECTIVA
En este sentido, fuentes cercanas a la operación han explicado a Europa Press que "en principio dicha operación no plantea problemas para la competencia efectiva en ninguno de los mercados afectados".
Así, una vez concretada dicha compra, Telefónica se mantendrá como el operador con mayor cuota en el mercado de telecomunicaciones en España, mientras que Vodafone seguirá ocupando el segundo puesto por delante de Orange.
Cabe recordar que en el caso de la compra de Kabel Deutschland por parte de Vodafone, el regulador de Competencia alemán no solicitó la remisión de dicho análisis. Esta adquisición, que presenta similitudes con la operación de integración de Ono en Vodafone, fue aprobada por la Comisión Europea el pasado año sin condiciones.
CASOS SIMILARES
Por el contrario, en la compra de E-Plus por parte de Telefónica, pendiente aún del 'visto bueno' de Bruselas, los organismos de Competencia alemanes sí solicitaron a Bruselas el análisis de dicha operación, pero esta petición fue denegada.
Otros casos donde también se solicitó el estudio de una operación de compra por parte de los países afectados fue en Austria, con la compra de Orange Austria por parte de Hutchison 3G, o en Holanda, con la compra por parte de la estadounidense Liberty Global de Ziggo. En ambos casos, el análisis de la operación se mantuvo en manos de la Comisión Europea.