Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CMC se une a Nozomi para lanzar en España una tecnología que reduce el tiempo de detección de ciberataques

La consultora tecnológica española Grupo CMC ha alcanzado un acuerdo con Nozomi Networks para introducir en España "una de las tecnologías más avanzadas del mundo" para reducir de manera "drástica" el tiempo de detección de ciberataques a infraestructuras críticas industriales, así como la identificación de otros que ni siquiera son detectados.
En un comunicado, Grupo CMC remarca que los ciberataques no detectados pueden llegar a incrementar hasta en un 45% el número real de ataques a este tipo de instalaciones que, según los últimos datos disponibles, fueron 134 en 2015. En concreto, el 66% fueron también calificados como graves y los sectores más afectados fueron los de energía, agua y alimentación.
La nueva solución, denominada SCADAguardian, reduce el tiempo de detección de ataques, que actualmente se sitúa en una media de entre 60 y 150 días, hasta solamente horas, gracias a que integra una novedosa tecnología de análisis del comportamiento y de aprendizaje automático en tiempo real para detectar problemas de seguridad.
Con este acuerdo, Grupo CMC implantará la solución en España, que ocupa la sexta posición del ranking de países receptores de ciberataques, y en los países de Europa y Latinoamérica en los que opera.
El software de Nozomi Networks crea automáticamente un mapa del entorno en el que se despliega y escanea sus componentes para detectar vulnerabilidades. Los algoritmos de detección que incorpora también examinan la configuración de cada sistema y comprueban si existen problemas que podrían suponer fisuras ante ataques.
El consejero delegado de Grupo CMC, Jaime Hortelano, ha remarcado que el mundo se divide en organizaciones conscientes de que les están atacando y otras que ni siquiera saben que les están siendo atacadas, una "ignorancia incompatible con la exigencia de garantizar la seguridad de sistemas críticos que controlan servicios estratégicos tales como el suministro de energía y agua, y otras infraestructuras de carácter industrial".
"Con esta nueva tecnología eliminamos ese desconocimiento y brindamos la posibilidad de reducir al mínimo el tiempo para detectarlas", ha agregado.
Por su parte, el consejero delegado de Nozomi Networks, Edgard Capdevielle, ha remarcado que el número de ciberataques en Estados Unidos ha pasado de uno o dos al año hace cinco años, a prácticamente un ataque diario en 2015, una cifra que va a continuar creciendo.
"Estos datos son extrapolables a España y ponen de relieve la dimensión real de una amenaza que tiene entre sus objetivos infraestructuras críticas industriales de las que dependen servicios estratégicos, tales como la producción y el suministro de energía o los transportes, y a que la tecnología de Nozomi Networks ya está dando respuesta en más de 25 países", ha agregado.
Nozomi Networks, empresa fundada en 2013 y con sede en Suiza y Estados Unidos, acaba de conseguir una ronda de financiación de 7,5 millones de dólares, debido al potencial de esta tecnología en el entorno de la ciberseguridad.