Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China recorta tipos y reduce exigencias a los bancos en respuesta a las turbulencias

El Banco Popular de China (PBOC) ha reaccionado a la segunda jornada consecutiva de desplome en los mercados del gigante asiático y a la incertidumbre sobre la solidez de la economía del país anunciando un recorte de medio punto porcentual en el coeficiente de reserva de capital exigido a los bancos y una rebaja de un cuarto de punto en el tipo de interés de referencia para los préstamos y los depósitos a un año.

En concreto, el banco central de China ha reducido en 25 puntos básicos el interés aplicado a los préstamos a un año, que se sitúa en el 4,6%. Se trata del quinto recorte de la tasa desde el pasado mes de noviembre.
Asimismo, el instituto emisor chino ha anunciado una rebaja de 25 puntos básicos en el interés aplicado a los depósitos a un año, que pasará a ser del 1,75%.
El banco central indicó que su decisión de bajar los tipos de interés busca estimular la actividad de la economía "reduciendo el coste de financiación y promoviendo un desarrollo sostenible de la economía real".
Por otro lado, el Banco Popular de China ha reducido en medio punto porcentual el encaje bancario exigido a la mayoría de los bancos del país, lo que liberará fondos para las entidades chinas.
A este respecto, el banco central del gigante asiático precisó que estas menores exigencias de encaje pretenden "mantener unos niveles adecuados de liquidez y promover un desarrollo económico estable y saludable".
Por otro lado, la entidad recuerda que la reciente reforma del mecanismo de fijación del cambio del yuan frente al dólar "puede causar fluctuaciones de liquidez en el proceso de encontrar su equilibrio.
Las bolsas chinas sufireron este martes un nuevo batacazo después del 'lunes negro' que vivieron ayer los mercados. En concreto, la Bolsa de Shanghai, concluyó la jornada con un descenso del 7,6%, hasta los 2.963 puntos, mientras que la Bolsa de Shenzen, la segunda más relevante del gigante asiático, bajó un 7%, hasta los 10.197 puntos.