Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE mejora el suelo de su propuesta salarial y ofrece subidas de entre el 1,2% y hasta el 2,5% para 2017

Sigue rechazando la cláusula de garantía salarial
Las patronales CEOE y Cepyme han enviado este martes a los sindicatos su oferta definitiva de subida salarial para 2017, con la que eleva dos décimas la banda baja de su propuesta respecto a la anterior, lo que supone una horquilla de entre el 1,2% y el 2%, más otro medio punto adicional en función de las características de cada empresa o sector.
La nueva propuesta supone una mejora de dos décimas respecto a la anterior planteada a principios de abril, de una subida del 1% al 2,5%, si bien se queda todavía lejos de las demandas de los sindicatos CCOO y UGT, que piden un incremento salarial de entre el 1,8% y el 3% para este ejercicio.
Además, la patronal ha vuelto a rechazar incluir la cláusula de garantía salarial vinculada a la inflación al considerar que "no tiene sentido" que los sindicatos la pongan como condición definitiva y fundamental para llegar a un pacto, ya que ha ido desapareciendo en los últimos años desde el 47,4% del total de los convenios en 2020 hasta por debajo del 20% con datos provisionales en 2016.
En su lugar, defiende que los incrementos salariales deben venir por la productividad, la competitividad y la mejora de los márgenes empresariales. "Ya nunca más tendrá nada que ver con la inflación", señala la patronal en el escrito remitido a las centrales sindicales.
En todo caso, la patronal dice ser consciente de que de cara a la negociación de un nuevo acuerdo de negociación colectiva para 2018 y siguientes, después del verano, será necesario "abordar conjuntamente una especial mejora de los salarios más bajos mediante distintos mecanismos que estamos dispuestos a recomendar".
También urge a negociar sobre otros temas que podrían afectar en positivo a la competitividad de las empresas, como el Consejo de Negociación Colectivo, el arbitraje de conflictos individuales y colectivos, la formación, la modernización de las leyes laborales que sean "oportunas", la nueva ley de prevención de riesgos laborales, la financiación de sindicatos, mutuas y pensiones, así como Seguridad Social y servicios de empleo.