Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE no descarta fijar condiciones corporativas en un futuro para ser socio de la patronal

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha avanzado este martes que la patronal podría dar un "paso importante" y fijar una serie de condiciones corporativas en un "futuro próximo" para que las empresas puedan ser socios de la organización, lo que se sumaría a las acciones en materia de buena conducta y transparencia implementadas en el seno de la confederación en los últimos años.
Así lo ha señalado Rosell durante la presentación en la sede de la patronal del primer libro del vicepresidente del Grupo SIFU, Cristian Rovira, titulado 'Responsabilidad Social Competitiva. Empresas que hacen bien su trabajo y el bien con su trabajo', en la que ha destacado los "cambios importantes" acometidos en la patronal en la última década al aportar "toda la información" disponible, y contar con una auditoría, un código ético y un código de buen gobierno.
En esta línea, ha indicado que al haberse incrementado las exigencias de buena conducta en la cúpula empresarial española "irá bajando hacia abajo", por lo que la patronal podría dar un paso "importante" en un "futuro próximo", de forma que "quien no cumpla una serie de condiciones corporativas no podrán ser socios de la organización".
Asimismo, ha dicho ver "imprescindible" que haya impuestos porque "crea civilización", y ha abogado por vigilar que las "ingenierías fiscales que se ven y no huelen bien" no rebasen "ciertos límites éticos", y se cumplan las leyes, siendo éstas "claras, concretas y que no entorpezcan el día a día de las empresas".
"No sabemos a quien benefician los galimatías legales que muchas veces incrementan costes y no se sabe muy bien por qué hay que cumplir esas exigencia, en estos momentos tan brutales y de tan alto coste", ha manifestado Rosell, quien ha abogado por "prestigiar" la figura del empresario.
Rosell ha recordado que las empresas nacen para crear productos y servicios, si bien "muchas sobreviven y muchas también mueren", tal y como demuestra un índice de mortalidad empresarial "muy importante" en un contexto de mercados "cada vez más competitivos y difíciles de poder penetrar y tener éxito".
Por ello, ha subrayado la importancia de que las compañías lleven a cabo acciones "responsables" y de que "no exista la ley de la jungla, del más fuerte, de que aquí vale todo y se puede hacer de cualquier manera".
"Las empresas es un barco en el que deben caber todos, accionistas, directivos, trabajadores y proveedores y clientes. Es un conjunto, al estar equilibrado y haciendo bien las cosas es bueno para la sociedad en su conjunto", ha añadido.
En este sentido, ha afirmado que en las empresas "no todo son números, hay algo más, pero si esos números no son positivos al final estas cosas que quieres hacer de más, si son negativos, no vas a tener a nadie que ponga capital".
El presidente de CEOE ha recordado que los empresarios lo han pasado "muy mal" con la crisis, ya que casi 300.000 empresas "se han caído en el camino", sin contar a los autónomos, a lo que se suma que casi tres cuartas partes de las empresas todavía tiene bases imponibles negativas. "No todas están saliendo de la crisis, están saliendo muy paulatinamente", ha agregado.
Por su parte, Rovira ha señalado que los 'millenials' quieren ya un trabajo que "ayude a transformar el mundo", por lo que considera que las empresas que además de ser rentables y competitivas ayuden a contribuir en otros ámbitos se llevarán el talento juvenil. De cara al futuro, ha pronostico que cada vez más los consumidores demandarán productos responsables.