Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE y Cepyme piden una reunión a CC.OO. y UGT para dar un planteamiento final a la negociación colectiva

Los presidentes de CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, han pedido por carta la convocatoria de una reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo de negociación colectiva a los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Pepe Álvarez, para contrastar las últimas propuestas de negociación que los sindicatos les remitieron.
La patronal quiere que en esta reunión se dé un "planteamiento final técnico" más detallado a las propuestas que más tarde se trasladarían a los secretarios generales de patronales y sindicatos para "llegar a conclusiones definitivas".
La CEOE y Cepyme han mantenido su propuesta de subida salarial, que aprobó su Junta Directiva el pasado 5 de abril y que contempla un aumento de los salarios entre el 1% y el 2% más un 0,5% variable vinculado a la productividad.
Así, han recalcado que este incremento de salarios se realizará siempre "caso por caso" y según cada empresa o sector, en función de determinadas variables como pueden ser los resultados, ventas, el Ebidta, la reducción del absentismo, el incremento valorado de la productividad, la consecución de objetivos y la situación de beneficios o pérdidas.
Para la patronal también serán vinculantes sus propuestas sobre absentismo, mutuas, contingencias comunes, bajas médicas relativas a traumatología, la formación profesional, la ultraactividad y el Consejo Nacional de Negociación Colectiva, recogidas en su oferta del pasado 5 de abril.
Los secretarios confederales de Acción sindical de CC.OO, Ramón Górriz, y de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, enviaron ayer a los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, una nueva propuesta para intentar cerrar el acuerdo de negociación colectiva para 2017.
En esta nueva propuesta, los sindicatos mantenían que los salarios deben subir este año entre un 1,8% y un 3%, con una cláusula de revisión salarial que se activaría en enero de 2018 si el IPC de 2017 supera la subida salarial pactada en el convenio, todo con el fin de compensar la diferencia.
No obstante, la novedad es que ambas organizaciones dieron ciertas concesiones a la patronal, al estar a favor de que los incrementos salariales pactados en convenio "tengan en cuenta la evolución de las empresas y particularmente la productividad para no agotarla", o de que las mutuas, de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud, puedan adquirir un mayor protagonismo en el tratamiento de las bajas traumatológicas de origen no laboral.
Así, propuesieron que los servicios, instalaciones, recursos humanos y medios tecnológicos de las mutuas puedan ser puestos a disposición de los sistemas de salud para anticipar los procesos de recuperación y rehabilitación.