Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CECU exige a Industria "medidas urgentes" contra la pobreza energética

La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha exigido a las diferentes administraciones implicadas en el sector energético y al Ministerio de Industria que tomen "medidas urgentes" para evitar las situaciones de pobreza energética.
CECU señala que los problemas energéticos españoles afectan cada vez más directamente a los ciudadanos y lo hacen no sólo en su bolsillo sino también sobre la salud de personas que no pueden permitirse encender la calefacción por su elevado coste.
Así, ha echo referencia al índice AROPE, que detalla que más de 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza y muchos de ellos no tendrán este invierno en casa una temperatura adecuada, condiciones que acentúan la proliferación de enfermedades relacionadas con el frío.
La confederación ha señalado que es consciente de "los esfuerzos" que hacen algunos ayuntamientos y comunidades autónomas para paliar estas circunstancias aunque las ayudas son limitadas, complejas o afectan únicamente a las situaciones de pobreza extrema, "dejando fuera a miles de familias que tienen que elegir entre comer o calentarse".
Asimismo, indica que tal y como está configurado el bono social no está solucionando estos problemas, ya que contempla criterios muy excluyentes, dejando fuera a una "gran parte" de la población española que ahora se encuentra en el umbral de la pobreza, incluso con trabajo.
En definitiva, CECU ha echo un llamamiento a la coordinación de todas las administraciones, en base a nuestra Constitución y a la Declaración de Derechos Humanos, para asegurar a sus ciudadanos una vivienda y condiciones de vida dignas. Por ello, considera importante impedir los cortes de luz en invierno y evitar que se produzcan desahucios por causas económicas durante el periodo invernal.
"Una sociedad avanzada no puede permitirse que continúen produciéndose casos como el sucedido ayer, en el que una anciana con la luz cortada falleció al utilizar velas para iluminarse. No podemos permanecer impasibles mientras condenamos a miles de personas a un inverno de frío y enfermedad", subraya la confederación.