Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO convoca a sindicatos de Pescanova el 7 de febrero para unir fuerzas en negociación del convenio

Comisiones Obreras ha subrayado que es "fundamental y necesaria la unidad sindical" en la negociación de los convenios colectivos de las plantas de elaboración y frigoríficos de Nueva Pescanova, por lo que ha anunciado que, tras la próxima ronda de negociaciones con la empresa --prevista para finales de enero y principios de febrero--, convocará el día 7 de febrero a todos los sindicatos con representación en el grupo.
En un comunicado remitido este miércoles, los delegados de CC.OO. han reiterado su rechazo "a las pretensiones de la dirección de la empresa de precarizar" las condiciones laborales de la plantilla, puesto que, recalcan, "no sólo dañan los intereses de los trabajadores del grupo, sino que dañan y desestabilizan los de la marca, la industria y el desarrollo económico local".
"Está actuando con una miopía que, en menor o mayor plazo, revertirá en un perjuicio irreversible para la imagen de la compañía y, consecuentemente, producirá detrimento de la marca", han augurado, criticando que "algunos iluminados pretendan abocar al grupo a una industria extracomunitaria basando sus estrategias sobre precariedad, inseguridad e inestabilidad laboral y económica".
Ante todo ello, han avisado de que lucharán "con tesón y firmeza" para impedir que la empresa continué con sus "intenciones", y han reclamado al consejo de administración de Pescanova que "corrija al responsable de recursos humanos" para que deponga "su actitud", y negocie "desde la buena fe, empezando por el máximo respeto a los derechos de los trabajadores".
Esta convocatoria ha sido anunciada pocos días después de los sindicatos CIG, UGT, CUT y USO celebrasen una asamblea en la que los trabajadores acordaron denunciar ante la Inspección de Trabajo la "mala voluntad de negociar" los convenios colectivos por parte de la dirección de la empresa, así como "cortar" las horas extra de los sábados y las que se puedan llegar a imponer.