Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. afirma que el nuevo indicador del INE muestra una rebaja salarial mayor a la anunciada

CC.OO. ha señalado que el nuevo indicador de Precios del Trabajo, publicado por primera vez este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), confirma que la devaluación salarial durante los años en los que se destruyó empleo "fue más dura" que la mostrada por la evolución del salario medio.
La razón es que este nuevo indicador, que refleja un descenso medio del 0,7% del salario por hora entre 2008 y 2014, mide la variación pura del sueldo en nómina, descontando los efectos que sobre el salario medio provocan los cambios en la composición del empleo.
"Es como un IPC pero de puestos de trabajo. Mientras que el IPC mantiene fija una cesta de artículos de la compra entre los períodos que compara, el Índice de Precios del Trabajo (IPT) hace lo mismo pero con una cesta fija de los mismos puestos de trabajo, lo que permite estimar cómo evoluciona el salario que se paga por el mismo trabajo", señala el sindicato.
Según CC.OO., en 2008 y 2009 el despido masivo de trabajadores temporales hizo subir las medias salariales, pues el sueldo de los indefinidos es más elevado. En 2010 este fenómeno remite y la brecha entre el salario medio y el salario por hora recogido por el IPT se estrecha.
Sin embargo, la diferencia entre ambos volvió aumentar en 2011 y 2012 por el ajuste sufrido por los trabajadores indefinidos, de forma que mientras el salario medio creció un 1%, el de los trabajadores que conservaron su empleo se recortó una media del 1,5% en términos nominales (-4,7% si se resta la variación de los precios).
De nuevo, en 2012 la brecha se acorta: el salario medio cae un 0,6% y el salario por hora cae un 1,6% (-4% real), hecho que el sindicato relacionada con el abaratamiento del despido introducido en la reforma laboral.
En 2013 se vuelve a estrechar la diferencia entre la variación del salario medio y el IPT por la recuperación de la parte de la paga extra de los empleados públicos, la caída de los salarios de entrada y el aumento del tiempo parcial.
Con la recuperación del empleo, el salario en nómina (IPT) empieza a crecer por encima del salario medio. Según CC.OO., ello se debe a que la reforma laboral y la política económica del Gobierno incentivan el aumento de la ocupación en actividades poco productivas y de bajos salarios, lo que hace caer las medias salariales.