Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CCOO y UGT apoyan los paros de trabajadores de Cuétara ante la negativa de la patronal de un nuevo convenio

CCOO y UGT apoyan los paros convocados por los trabajadores de la empresa Cuétara en Villarejo de Salvanés ante la negativa de la patronal de llegar a un acuerdo con el nuevo convenio colectivo.
Según ha informado CCOO en un comunicado, el secretario general de Madrid, Jaime Cedrún, junto al secretario comarcal de CCOO en la zona de Las Vegas, Jesús Quirós, se desplazaron anoche hasta el municipio madrileño para solidarizarse con los trabajadores de Cuétara, que están llevando a cabo una serie de paros parciales al inicio de cada turno en reivindicación de una negociación de su convenio colectivo.
Según ha señalado el sindicato, desde el Comité de Empresa se quejan de que la empresa "no haya aceptado ninguna de sus propuestas", que al juicio de Cedrún son "absolutamente aceptables".
En su presencia, los trabajadores del turno de noche llevaron a cabo una improvisada asamblea en la que acordaron ampliar los paros a cuatro horas al inicio de cada turno, en lugar de las dos que han mantenido durante las últimas semanas.
"Si la empresa sigue cerrándose en banda, como hasta ahora, esos paros los ampliaremos a dos días a la semana", aseguraron desde el Comité de Empresa.
Hasta ahora, según ha informado el sindicato, el seguimiento de los paros ha sido secundado por más del 90 por ciento de los trabajadores,
lo que ha obligado a la empresa a cerrar la mayoría de los equipos.
Por su parte, UGT ha asegurado que el conflicto laboral en la empresa Cuétara va camino de incrementarse y agravarse ante la falta de reacción de la dirección.
En un comunicado, el sindicato ha señalado que la empresa tiene margen para presentar en la mesa de negociación una oferta para la plantilla más adecuada a la situación actual.
Por ello, UGT ha apelado a la responsabilidad de la dirección para que se siente en la mesa de negociación, se alcance un acuerdo y se evite que el conflicto se dilate en el tiempo.