Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. y UGT reclaman garantizar el poder adquisitivo de pensiones y sueldos públicos y una renta mínima

Los sindicatos CC.OO. y UGT han registrado este jueves en el Congreso sus propuestas de cara al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) entre las que se encuentra la garantía del poder adquisitivo de pensiones y sueldos públicos, así como un ingreso de renta mínima.
Asimismo, reivindican la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 y de las pensiones de 2013, un plan de choque por el empleo, elevar el salario mínimo hasta los 1.000 euros al final de la legislatura, recuperar el acceso universal y gratuito a la Sanidad, acabar con los desahucios sin alternativa habitacional y medidas con la pobreza energética.
También la reforma del sistema de protección por desempleo "para hacerlo más inclusivo y extenso", garantizar una protección universal a través de un sistema de servicios sociales, impulsar una reforma fiscal y aprobar y hacer efectiva una ley de igualdad salarial con la que reducir la brecha salarial.
PIDEN A LA OPOSICIÓN QUE ENMIENDEN LOS PRESUPUESTOS
Según ha manifestado el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, el proyecto aprobado por el Gobierno "no sirve para salir de la crisis económica". "No hay medidas que favorezcan el aumento del gasto público y la inversión. Lejos de ello, meten la tijera a las prestaciones por desempleo y los servicios públicos", ha aseverado.
Por su parte, la secretaria confederal de UGT, Isabel Araque, ha apelado a "la responsabilidad" de los grupos parlamentarios de la oposición para que "colaboren con los sindicatos para modificar los PGE 2017", pues cree que "abrochan un modelo económico injusto, desigual y que, en absoluto, vienen a corregir, ni solventar las necesidades de las personas".