Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. y UGT salen a la calle en más de 70 ciudades para pedir la recuperación de derechos

CC.OO. y UGT han organizado para este 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, más de 70 manifestaciones y concentraciones en toda España con el fin de intentar recuperar derechos, mejorar la situación económica y social y denunciar la corrupción política.
Bajo el lema 'No hay excusas, a la calle', que ha sido el elegido para este 1º de mayo, los sindicatos quieren aprovechar esta marcha para pedir "empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social".
Las organizaciones sindicales son conscientes de que la economía española lleva tres años creciendo y de que las estadísticas de empleo mejoran "lentamente". También saben que, a pesar de que el paro se reduce, que no hay amenaza de ruptura del euro y que las empresas ya han recuperado los niveles de beneficios previos a la crisis, estos datos no se están reflejando en una mejora de la "calidad de vida de la clase trabajadora".
Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, encabezarán la manifestación de Madrid, que partirá a mediodía de la Plaza de Neptuno y que finalizará en la Puerta del Sol, donde ambas organizaciones sindicales leerán el manifiesto de la marcha.
Este será el último Día Internacional del Trabajo para Ignacio Fernández Toxo, ya que abandonará el cargo de secretario general de CC.OO. en el próximo Congreso Confederal del sindicato, que se celebrará del 29 de junio al 1 de julio, y dará el relevo al secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, que será su sustituto.
A la marcha para reivindicar que se combata el desempleo masivo, la pobreza o la desigualdad, también asistirá el secretario general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez. Por parte del PSOE, el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, acudirá a la manifestación que se celebrará en la capital andaluza.
En la rueda de prensa que Toxo y Álvarez ofrecieron hace unos días para explicar los actos sindicales para este 1º de mayo, sus intervenciones se centraron en llamar a la movilización a los más de 7 millones de trabajadores que están esperando la firma de sus convenios colectivos.
SALARIOS, CORRUPCIÓN Y DESIGUALDAD, LAS CLAVES DE LA MARCHA
"Las patronales siguen resistiéndose a que los salarios tengan una subida digna en los próximos años", insistieron ambos, tras recordar que "si no hay acuerdo, el mensaje que se enviará a la sociedad será negativo" e insistir en que la CEOE tiene que acabar "con las duchas de agua fría y agua caliente" que practica y tiene que concluir en una mesa de negociación en la que se sepa si las organizaciones sindicales y empresariales "están de acuerdo".
"La patronal tiene que ser consciente de que los días pasan, los convenios están sin firmar y que la conflictividad subirá si vamos a una negociación sin un acuerdo macro", señaló el líder de UGT. Por su parte, Toxo recordó que el tiempo "está más que agotado" y apuntó que "no sabía qué espera la patronal para que haya una reunión y se pueda llegar a un acuerdo que permita culminar la negociación colectiva".
No obstante, esta no será la única reivindicación sindical. Las organizaciones también pedirán la derogación de la reforma de las pensiones de 2013 y de las reformas laborales de 2010 y 2012 para que se realicen cambios desde el punto de vista legislativo que permitan recuperar derechos, ya que "es imprescindible para conseguir la calidad del empleo".
La lucha contra la desigualdad de género y la corrupción también tendrán su hueco en las reivindicaciones del 'Día Internacional del Trabajo', ya que no es posible, según los sindicatos, que "cada semana las españolas trabajen un día gratis" y que el "tufo de la corrupción siga aflorando con toda su crudeza" en la vida política, social y económica de España, tal y cómo afirmó Toxo.
LA PROTECCIÓN SOCIAL, "OTRA ASIGNATURA PENDIENTE"
"El 1º de mayo debe ser también un grito que exija responsabilidades políticas con la situación de corrupción que atraviesa el país, porque no es soportable levantarse cada día escuchando un nuevo caso de corrupción y viendo que no se toman medidas", puntualizó Álvarez.
Tampoco dejarán de lado que la protección social es hoy "otra asignatura pendiente", ya que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) "no despejan esta situación".
Además, insistirán en que la aprobación de la Iniciativa Legislativa Popular para implantar la renta mínima se tiene que poner "en marcha cuanto antes", ya que servirá para garantizar los ingresos mínimos de los ciudadanos que no tienen nada.
"España necesita de manera urgente encarar un proceso de regeneración de su democracia, porque hoy ya no es suficiente con las palabras o con los gestos", relató el secretario general de CC.OO. recientemente.