Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas da luz verde al rescate de Monte dei Paschi

La Comisión Europea ha dado este martes luz verde al rescate de Banca Monte dei Paschi di Siena, que incluye la inyección de 5.400 millones de euros de fondos públicos, y ha concluido que ayudará a garantizar la viabilidad a largo plazo de la entidad limitando las distorsiones a la competencia.
El Ejecutivo comunitario ha dado su visto bueno definitivo al principio de acuerdo alcanzado el pasado 1 de junio entre Roma y Bruselas para aplicar una "recapitalización preventiva", una excepción a la normativa comunitaria que permite la inyección de dinero público sin desencadenar la resolución del banco.
Bruselas ha señalado que se han cumplido las dos condiciones que permiten aplicar esta excepción: el Banco Central Europeo (BCE) ha confirmado que Monte dei Paschi es una entidad solvente que cumple con los requisitos de capital e Italia ha obtenido el compromiso formal de inversores privados para adquirir la cartera de créditos dudosos de la entidad.
Así, la Comisión Europea ha destacado que la recapitalización cautelar hace posible que Monte dei Paschi cumpla con las necesidades de capital que surgirían en un eventual escenario adverso.
En virtud del acuerdo, los titulares de deuda subordinada y los accionistas de la entidad han asumido pérdidas por valor de 4.300 millones de euros, por ejemplo mediante la conversión de deuda subordinada en acciones. En cambio, los bonistas senior y los depositantes han sido excluidos de estas pérdidas.
Por otra parte, Monte dei Paschi ha captado 500.000 euros gracias a la venta de algunas de sus actividades y el Estado italiano inyectará el resto del capital necesario, que equivale a 5.400 millones de euros.
Además, los inversores minoristas a los que se haya vendido deuda subordinada de forma fraudulenta y cumplan con algunos criterios podrán reclamar una compensación que se basará en convertir sus acciones en productos senior del banco. La intención de Monte dei Paschi es dedicar 1.500 millones de euros para compensar a estos minoristas.
Del mismo modo, el banco se ha comprometido a ejecutar un plan de reestructuración durante un periodo de cinco años para garantizar su propia viabilidad a largo plazo. En concreto, Monte dei Paschi reorientará su modelo de negocio hacia los consumidores minoristas y a las pequeñas y medianas empresas.
Asimismo, la dirección del banco tendrá que aceptar una limitación de su salario, que como máximo podrá ser diez veces mayor que la media del salario de los empleados, incluyendo todo el paquete de remuneraciones. Otro elemento del plan es la transferencia de 26.100 millones de euros en créditos dudosos a fondos privados, una operación que estará financiada en parte por el fondo de reestructuración Atlante