Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que la propuesta de Macron sobre contratación pública "no encaja muy bien" en la UE

La Comisión Europea ha asegurado que una normativa que reserve el acceso a los mercados públicos europeos a las empresas que localicen al menos la mitad de su producción en Europa, como propone el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, "no encaja muy bien" con los principios de la Unión Europea en materia de contratación pública.
"Para ser honestos no sabemos concretamente lo que (Macron) va a proponer en el futuro. Podremos analizar la propuesta únicamente una vez que las nuevas autoridades o el Gobierno francés lo ponga sobre la mesa", ha expresado en una rueda de prensa el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Empleo y el Crecimiento, Jyrki Katainen, preguntado por la propuesta del nuevo presidente francés.
En cualquier caso, el político finlandés ha asegurado que, de forma general, si tuviera una propuesta que inste a las autoridades públicas a comprar productos o servicios "sin importar la calidad o el precio" y sólo se base en criterios geográficos "no encaja muy bien" con los principios europeos sobre contratación pública.
Katainen ha explicado que la legislación comunitaria sobre licitaciones busca "proteger los intereses de los contribuyentes" y para ello éstos deben poder confiar en que las autoridades públicas cumplen as normas y eligen la mejor opción del mercado de acuerdo con el precio y la calidad del producto o servicio.
Asimismo, el vicepresidente de la Comisión Europea ha asegurado que los proveedores de bienes y servicios deben estar seguros de que son tratados en un plano de igualdad y no sufren "discriminación" por estar basados en un país de fuera del bloque comunitario.
Durante la campaña electoral que le ha llevado al Elíseo, Macron ha defendido aprobar una norma llamada 'Buy European Act' por la que se reservaría el acceso a los mercados públicos europeos a las empresas que localicen al menos la mitad de su producción en Europa.