Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas ofrece ampliar periodo "en la nevera" de excomisarios antes de un nuevo empleo tras escándalo Barroso

La Comisión Europea ha propuesto formalmente este miércoles ampliar de 18 meses a tres años el periodo que un expresidente de la institución deberá pasar "en la nevera" antes de aceptar otro puesto que pueda plantear incompatibilidades con las responsabilidades que deja en Bruselas, una medida pensada para calmar la polémica por el fichaje de José Manuel Durao Barroso por Goldman Sachs.
El periodo de incompatibilidad actual para un ex miembro del Colegio de Comisarios, sea cual sea su ocupación, es de 18 meses. Ahora, Bruselas plantea ampliar ese plazo a 24 meses en el caso de los comisarios y hasta 3 años para los presidentes de la institución.
Esta medida responde a la exigencia de la Defensora del Pueblo de la UE y varias plataformas ciudadanas y de eurofuncionarios que han instado a la Comisión a reforzar sus reglas de conducta, tras el escándalo de Barroso y otros como la relación con sociedades opacas en Bahamas de Neelie Kroes, cuando ésta era vicepresidenta en el Ejecutivo comunitario de Barroso.
El comité de expertos 'ad hoc' que llevó a cabo la investigación sobre el caso Barroso concluyó que el político luso no vulneró las reglas del código ético al aceptar el puesto de directo no ejecutivo del banco de inversiones norteamericano, si bien consideró que el expresidente comunitario no tuvo el "juicio debido" que corresponde a estas decisiones.
Bruselas tomó nota de las conclusiones y aún está "analizando" los pasos a seguir, según la propia Comisión, que elude aclarar si estudia tomar medidas contra Barroso.
En su revisión de las reglas éticas, la actual Comisión es también partidaria de que los comisarios que quieran hacer campaña para lograr un escaño en las elecciones europeas no tengan que abandonar sus tareas en Bruselas durante el proceso electoral, algo que sí deben hacer ahora.
El Colegio de Comisarios discutió el asunto el martes, aunque el resultado del debate no se ha comunicado hasta este miércoles, y necesita consultar la opinión del Parlamento Europeo antes de hacer efectivo el cambio, según ha informado en una rueda de prensa el portavoz comunitario jefe, Margaritis Schinas.
Por ello, el actual presidente comunitario, Jean-Claude Juncker, ha trasladado en una carta al presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, los detalles de las dos propuestas y solicitado que el Parlamento europeo examine su conveniencia.
La prorroga del llamado "periodo en la nevera" forma parte de la revisión del Código de Conducta al que se someten los comisarios, mientras que el permiso para concurrir a las elecciones europeas está regulado por el acuerdo marco de 2010 sobre las relaciones entre las dos instituciones y necesitaría ser "ajustado" para introducir el cambio.
"Muchos de los actuales comisarios ya se presentaron como candidatos a las elecciones al Parlamento Europeo o son antiguos primeros ministros o ministros. Las elecciones al Parlamento Europeo son y deben ser una cita ineludible con la democracia, y esto también es válido para la Comisión", ha argumentado Juncker.