Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo pide a Chipre que salve los depósitos de menos de 100.000 euros

Los ministros de Economía de la eurozona han pedido este lunes al Gobierno de Chipre que excluya a los pequeños ahorradores con menos de 100.000 euros -cantidad garantizada por la normativa de la UE- de la tasa sobre los depósitos que debe aplicar a cambio del rescate. Chipre deberá obtener de las cuentas de los ciudadanos: 5.800 millones de euros.

El Eurogrupo exige a Nicosia que mantenga la recaudación prevista de 5.800 millones de euros, lo que significa que tendría que aumentar la quita a las cuentas de más de 100.000 euros.
La protección de los pequeños ahorradores es la recomendación unánime surgida de la teleconferencia extraordinaria del Eurogrupo celebrada esta tarde, pero la decisión final sobre el reparto de la tasa corresponde a las autoridades chipriotas, según han explicado fuentes europeas.
España ha sido uno de los países que ha abanderado la petición de que se excluya de la tasa a las cuentas inferiores a 100.000 euros.
"El Eurogrupo continúa creyendo que los pequeños depositantes deben ser tratados de forma distinta a los grandes depositantes y reafirma la importancia de garantizar plenamente los depósitos por debajo de 100.000 euros", señala el comunicado del presidente, Jeroen Dijsselbloem, publicado al término de la reunión.
El Eurogrupo acordó el pasado sábado un rescate de 10.000 millones de euros para Chipre. A cambio, las autoridades chipriotas se comprometieron a aplicar una tasa del 6,75% a los depósitos de menos de 100.000 euros y del 9,9% a los que superan este umbral con el fin de reducir el coste del plan de ayuda. Con estas medidas se calculaba una recaudación de unos 5.800 millones de euros.
 La medida ha causado indignación entre la población chipriota y nuevas turbulencias en los mercados financieros este lunes, ya que es la primera vez que la UE aplica una quita a los depósitos para pagar un rescate, sin respetar siquiera el umbral de 100.000 euros garantizado por las normas comunitarias.
 "Las autoridades chipriotas introducirán más progresividad en la tasa extraordinaria respecto a lo que se acordó el 16 de marzo, siempre que siga generando el objetivo de reducción de la dotación financiera y, por tanto, no tenga impacto sobre el importe total de 10.000 millones de asistencia financiera", afirma el comunicado.
 El Eurogrupo "toma nota" de la decisión de las autoridades chipriotas de mantener cerrados los bancos los días 19 y 20 de marzo para "salvaguardar la estabilidad del sector financiero" y pide una "rápida decisión de las autoridades y el paramento chipriota para aplicar enseguida las medidas acordadas".
 Dijsselbloem ha asegurado que la tasa sobre los depósitos es una "medida extraordinaria" que, junto con el apoyo financiero internacional, servirá para "restaurar la viabilidad del sistema bancario chipriota y, así, salvaguardar la estabilidad financiera en Chipre".
 "Sin esta medida, Chipre se hubiera enfrentado a escenarios que habrían dejado a los depositantes en una situación significativamente peor", sostiene el presidente del Eurogrupo.