Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas abre una investigación sobre la fusión entre las bolsas de Londres y Fráncfort

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles el inicio de una investigación en profundidad sobre la fusión entre London Stock Exchange (LSE) y Deutsche Boerse, operadoras respectivamente de las bolsas de Londres y Fráncfort, para evaluar si la transacción reducirá la competencia en algunas áreas del mercado financiero.
Ambas operadoras anunciaron en marzo de este año un acuerdo formal para su "fusión entre iguales" que se llevará a cabo a través de una nueva sociedad, denominada UK TopCo, cuyo valor de mercado superaría los 25.000 millones.
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha subrayado que los mercados financieros cumplen una función "esencial" para la economía europea, por lo que Bruselas debe "garantizar que los participantes del mercado siguen teniendo acceso a la infraestructura del mercado financiero de una forma competitiva".
El Ejecutivo comunitario ha encontrado objeciones sobre los efectos que la fusión podría tener en los mercados de compensación, mercados de derivados, acuerdos de recompra, mercado de valores alemán, fondos cotizados y otros mercados.
En cuanto al mercado de compensaciones, Bruselas piensa que la combinación de algunas de las mayores entidades centrales de contraparte (CCP por sus siglas en inglés) podría eliminar la competencia en ciertas áreas, como bonos, acuerdos de recompra o derivados, y afectar a plataformas de negociación que dependen de los servicios de compensación de LSE.
Asimismo, la Comisión piensa que la transacción podría poner en peligro el desarrollo del mercado de derivados, así como reducir la competencia en el mercado de acuerdos de recompra.
En la misma línea, el Ejecutivo comunitario ha advertido de que la fusión combinaría dos de las tres mayores plataformas que comercian con acciones negociadas alemanas, por lo que piensa que podría llevar a una pérdida de la competencia para estos productos.
También expresa reservas una posible pérdida de competencia en el mercado de fondos cotizados (ETF por sus siglas en inglés), puesto que la transacción combinaría a dos de los grandes participantes en las áreas de negociación, comercio y compensación de productos negociados, en el que se incluyen los fondos cotizados.
La fusión fue notificada el pasado 24 de agosto a la Comisión Europea, que ahora dispone de 90 días, hasta el 13 de febrero de 2017, para tomar una decisión al respecto. En cualquier caso, Bruselas ha advertido de que la apertura de una investigación en profundidad no prejuzga el resultado final de la misma.