Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas se plantea expedientar a países que no informaron "inmediatamente" sobre los huevos contaminados

La Comisión Europea ha recordado este martes que puede abrir un procedimiento de infracción a aquellos países que no alertasen "inmediatamente" sobre la existencia del insecticida friponil en huevos, como podría ser el caso de Bélgica, que notificó el caso a las autoridades europeas el 20 de julio pero tenía datos del mismo desde principios de junio.
"Si encontramos que hay un caso de no notificación de un Estado miembro, este Estado estará incumpliendo la regulación y entonces, si es el caso, podemos iniciar un procedimiento de infracción", ha señalado en una rueda de prensa la portavoz de Seguridad Alimentaria del Ejecutivo comunitario Anna-Kaisa Itkonen.
No obstante, Bruselas ha evitado referirse específicamente al caso del Bélgica, argumentando que existe un procedimiento legal en marcha por parte de las autoridades belgas de justicia y que por el momento no ha recibido ninguna confirmación que indique que se incumplieron las normas.
El Ejecutivo comunitario ha asegurado que fue informado por primera vez sobre la existencia en Bélgica de huevos contaminados con el insecticida friponil el pasado 20 de julio. Este producto se utiliza para eliminar el ácaro rojo y su uso en el sector avícola está prohibido en el bloque comunitario.
"Ninguna información sobre el incidente de contaminación de huevos fue aportada por canales técnicos y otros (canales) a la Comisión antes del 20 de julio", ha afirmado este martes en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva.
La Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria (AFSCA) confirmó este sábado que tuvo conocimiento a principios de junio de la existencia de friponil en el sector avícola. No obstante, no informó a las autoridades europeas porque el caso está siendo investigado por la fiscalía y la información estaba sometida a secreto de instrucción.
"La investigación está en marcha por parte de las autoridades belgas (* ) Por el momento no tenemos ninguna confirmación sobre si no se cumplieron las normas porque no ha sido determinado en la investigación", ha explicado la portavoz.
Tras la notificación por parte de Bélgica a las autoridades europeas, Países Bajos y Alemania informaron a la UE sobre la existencia de huevos contaminados con friponil el 26 y el 31 de julio, respectivamente. El pasado fin de semana Ámsterdam notificó la distribución de huevos contaminados a Suecia y Suiza y Berlín a Francia y Reino Unido.
Según informa la prensa belga, en el país permanecen cerradas por esta crisis 51 explotaciones avícolas de las 86 que se bloquearon al comienzo de la misma.
Por último, Bruselas mantiene contactos "cercanos" con las autoridades nacionales responsables, al mismo tiempo que ha indicado que le comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha contactado con los ministros holandés y alemán de agricultura y hará lo mismo este martes con su homólogo belga.