Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas devolverá 55,9 millones de euros a los agricultores españoles de la reserva de crisis

La Comisión Europea devolverá 435 millones de euros a los agricultores europeos en ayudas directas procedentes de fondos no utilizados de la reserva de crisis agrícola, incluidos 55,9 millones de euros a los agricultores en España.
El Ejecutivo comunitario ha anunciado este lunes que los agricultores europeos elegibles para ayudas directas recibirán 435 millones de euros adicionales desde el 1 de diciembre procedentes de la reserva de crisis no utilizada.
España, con 55,9 millones de euros, es el tercer país más beneficiado por la devolución de los fondos remanentes, sólo por detrás de Francia (90,8 millones) y Alemania (60 millones).
"El año 2016 ha sido un año difícil para muchos agricultores, en particular para un número de sectores del mercado", ha reconocido el comisario de Agricultura, Phil Hogan, que ha incidido en la importancia de que la Comisión haya aprobado "medidas adicionales" de apoyo al sector sin utilizar la reserva de crisis y por tanto "sin reducir" los ingresos de los agricultores.
Desde la reforma de la política agrícola europea (PAC) en 2013, se deduce cada año una cantidad "relevante" de las ayudas directas a los agricultores -solo las superiores a 2.000 euros y no aplicables todavía en el caso de Bulgaria, Croacia y Rumanía-- para costear la reserva de crisis agrícola creada tras el brote de E.Coli varios años antes y los fondos los que no han utilizado a final de año se devuelven a los agricultores. De hecho, desde su introducción en 2013 la reserva de crisis nunca se ha utilizado.
La Comisión Europea aportó más de 1.000 millones de euros adicionales desde septiembre de 2015 para ayudar al sector agrícola a hacer frente a las dificultades en el mercado pero los Gobiernos y la Eurocámara acordaron con el Ejecutivo comunitario que la ayuda no saliera del fondo de reserva a fin de no reducir los pagos directos a los agricultores.
Las ayudas para apoyar al sector lácteo y ganadores desde julio se financiarán con el presupuesto comunitario de 2017.