Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba definitivamente la transferencia de activos deteriorados de Banif

La Comisión Europea ha aprobado definitivamente este lunes la transferencia de activos deteriorados del Banco Internacional de Funchal (Banif) en el contexto de la resolución de la entidad, a Oitante, un vehículo de gestión de activos propiedad del Fondo de Resolución portugués.
El Ejecutivo comunitario dio luz verde en diciembre del año pasado a la transferencia de estos activos a Oitante, pero quedó pendiente de una evaluación definitiva. El resto de medidas adoptadas por las autoridades lusas para la resolución de Banif recibieron el visto bueno de Bruselas.
A finales de 2015 la Comisión Europea autorizó la resolución de Banif y su venta a la filial portuguesa del Banco Santander. En concreto, aprobó una ayuda pública de 2.250 millones de euros para cubrir el déficit de financiación para la resolución de la entidad y otra ayuda de 422 millones para la transferencia de valores deteriorados a Oitante.
En un comunicado, Bruselas ha confirmado que aquella decisión sigue en vigor y ha reiterado que las medidas adoptadas para la resolución de Banif, incluida la transferencia de activos deteriorados, cumple con las normas europeas de ayudas de Estado.