Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas autoriza con condiciones la alianza de Hutchison y VimpelCom en el mercado de móviles en Italia

La Comisión Europea ha autorizado este jueves la alianza de Hutchison y VimpelCom en el sector de las telecomunicaciones en Italia, a través de sus respectivas filiales H3G y WIND, a condición de que cedan activos suficientes para permitir la entrada en el mercado de un nuevo competidor.
Bruselas temía que la unión de H3G y WIND, dos de los cuatro grandes operadores que se reparten el mercado italiano, junto a TIM y Vodafone, se tradujera en un aumento de los precios y una menor oferta para los consumidores italianos.
El Ejecutivo comunitario también veía con preocupación que la 'joint venture' facilitara a los grandes operadores en Italia "coordinar su comportamiento"
Bruselas ha explicado que las "medidas correctivas estructurales" propuestas por las dos firmas han "disipado plenamente" las dudas en materia de competencia.
"Podemos aprobar esta operación porque Hutchinson y VimpelCom han ofrecido un remedio sólido, que permitirá que un nuevo operador entre en el mercado, el francés Iliad", ha anunciado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.
En una rueda de prensa, la comisaria ha defendido que los compromisos asumidos por las compañías suponen un "buen resultado para todos", porque permite a Hutchinson y VimpelCom trabajar juntas para crecer, a Iliad expandirse y a los consumidores seguir contando con un mercado competitivo.
Vestager ha querido subrayar que cada caso es analizado individualmente en Bruselas y que la decisión de este 1 de septiembre demuestra que las empresas de telecomunicaciones pueden crecer y consolidarse en el mercado de un país europeo, sin por ello dañar la competencia.
El pasado mes de mayo, la Comisión Europea vetó la venta de O2, filial británica de Telefónica, a Hutchison al considerar que la adquisición provocaría una subida de precios, perjudicaría la innovación en el sector de las comunicaciones móviles y afectaría a las posibilidades de elección de los consumidores de Reino Unido.
Anteriormente, las operadoras escandinavas TeliaSonera y Telenor renunciaron a la fusión de sus respectivos negocios en Dinamarca tras no alcanzar un acuerdo con la Comisión Europea sobre unas "condiciones aceptables" para seguir adelante con la operación.