Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que filtrar el bloqueo de Juncker a normas contra elusión fiscal es "recalentar sopa fría"

La Comisión Europea ha acusado este martes al diario británico 'The Guardian' y al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación de "recalentar sopa fría" en respuesta a su publicación esta semana de 'cables' diplomáticos del Gobierno alemán que acusan al Gobierno luxemburgués de bloquear propuestas para atajar en la UE la práctica de la planificación fiscal agresiva de las multinacionales para pagar menos impuestos.
El entonces primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, hoy presidente del Ejecutivo comunitario, ya se vio salpicado por el escándalo de los acuerdos de ingeniería fiscal en 2014, conocido como 'Luxleaks', que suscribió su Ejecutivo con multinacionales como McDonald's, Fiat y Amazon para permitirles pagar menos impuestos.
Según los cables diplomáticos, compartidos por el grupo de radio alemán NDR, Luxemburgo fue uno de los países de la UE que más objetó las propuestas para atajar la elusión fiscal, incluido que se abandonara el requisito de aprobar propuestas sobre fiscalidad por unanimidad.
El Gobierno luxemburgués, presidido por Juncker entre 1995 hasta finales de 2013, también rechazó propuestas para someter a una revisión interpares los acuerdos fiscales firmados por los Gobiernos europeos con las multinacionales, que se investigaran las estrategias de elusión fiscal transfronteriza y mejorar el intercambio de información entre los países sobre los acuerdos fiscales, según publicó el diario británico.
"Sabemos bien que durante las vacaciones de Navidad, como es el caso en las vacaciones de verano, que son periodos tradicionalmente bajos en noticias, la gente suele recalentar sopa fría", ha replicado en rueda de prensa el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas, preguntado por los nuevos cables filtrados.
Schinas ha defendido el esfuerzo "sin precedentes" de la Comisión de Juncker para combatir la evasión fiscal y la elusión fiscal "tanto bajo el brazo coercitivo" con "algunos resultados" contra compañías "que han fracasado en pagar sus impuestos" en alusión a las multas exigidas a multinacionales como Apple, Starbucks y Fiat-Chrysler como "bajo el brazo preventivo", que también ha "pagado dividendos" con la entrada en vigor el 1 de enero de las nuevas normas que obligarán a los Gobiernos europeos a intercambiar información de forma automática de sus acuerdos fiscales o tax ruling con multinacionales.
"Está muy bien recalentar sopa fría pero también está bien ver lo que está ocurriendo en Bruselas", ha remachado el portavoz, que ha insistido en que Juncker "ha sido muy transparente sobre todas estas cuestiones", tanto "antes de las elecciones (europeas), durante las elecciones y después de ser nombrado como presidente de la Comisión".
Preguntado si el presidente de la Comisión Europea comparecerá en la comisión europarlamentaria que investiga los escándalos de elusión fiscal como el caso 'Panamá', Schinas ha dejado claro que Juncker ya ha dado "sus explicaciones sobre su implicación" durante "horas", tanto en comisión parlamentaria como ante el pleno de la Eurocámara. "El presidente fue plenamente transparente sobre esta cuestión en todas las fases diferentes de su implicación", ha zanjado.
Juncker admitió que tuvo "contactos con grandes corporaciones internacionales" cuando era primer ministro pero negó "ejercer ninguna influencia en los acuerdos fiscales de compañías individuales" y defendió que "cada país en realidad es un paraíso fiscal para su vecino" en una entrevista el pasado 15 de septiembre con jóvenes 'youtubers' organizado por Youtube y Euronews,