Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aprueba la reestructuración del ferrocarril en Grecia

La Comisión Europea ha dado este viernes su visto bueno a las medidas emprendidas por el Gobierno de Alexis Tsipras para la reestructuración del ferrocarril en Grecia, un plan diseñado para asegurar la viabilidad del negocio sin plantear riesgos para la economía del país.
"Las medidas tienen el objetivo legítimo de evitar una alteración grave de la economía griega, sin distorsionar de manera indebida el mercado único", ha explicado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
Bruselas ha tenido especialmente en cuenta las "dificultades" que atraviesa el sector en Grecia y la necesidad de que no se traduzca en un mal servicio para la población.
"Estas medidas ayudará a las dos empresas públicas (OSE y TrainOSE) a ser más eficientes y a ofrecer mejores servicios a los pasajeros y empresas", ha explicado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, quien ha subrayado que la reestructuración se enmarca dentro de los esfuerzos de Atenas para recuperar su economía.
El programa aprobado por Bruselas servirá también para "facilitar la privatización futura" de las compañías y la apertura del sector del ferrocarril griego a la competencia, ha añadido la comisaria.
Tanto OSE como TrainOSE son propiedad en su totalidad del Estado y son responsables de la gestión de las infraestructuras ferroviarias y del transporte de pasajeros, respectivamente, aunque ambas conocer problemas financieros "desde hace años", según Bruselas.
En el caso de OSE, su saneamiento pasa por la cancelación de una deuda de 14.300 millones de euros y el traslado de 757 funcionarios, medidas que la Comisión no cree que sean ayudas de Estado. También cree que cumplen las reglas de la UE la cancelación de una deuda de 1.079 millones a TrainOSE.