Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas espera cerrar el tercer rescate de Grecia en la “segunda quincena de agosto”

Alexis Tsipras y Euclides TsakalotosReuters

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha indicado este miércoles que las negociaciones entre la troika y las autoridades griegas para un tercer rescate están en marcha, y ha confiado en que el acuerdo se dé en "la segunda quincena de agosto". "Hay un calendario teórico que nos lleva al principio de la segunda quincena de agosto, pero veremos cómo avanzan las cosas", ha declarado el comisario en una rueda de prensa en Bruselas, para evitar ser más preciso en las fechas.

"El objetivo es concluir el MoU (Memorando de Entendimiento), es en eso en lo que trabajamos. Las negociaciones acaban justo de empezar", ha advertido.
Moscovici ha explicado que los contactos "a todos los niveles" entre la Comisión y el Gobierno de Alexis Tsipras se producen a diario y ha advertido de que el ritmo de las negociaciones dependerá en buena medida del compromiso de Atenas con las reformas.
Por ello, Moscovici ha confiado en que el parlamento heleno dé este mismo miércoles luz verde al segundo paquete de medidas que exigen los acreedores de Grecia, y que incluye medidas para acelerar los procesos judiciales y también para la transposición de la directiva sobre resolución bancaria.
En este sentido, el comisario ha querido poner freno a los "rumores" que apuntan a más o menos reformas y ha subrayado que expertos de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) están en estrecho contacto con el Gobierno heleno para ofrecer "su apoyo en la elaboración de las medidas".
Además ha señalado que las reformas y ajustes que se exigen a Atenas son "ni más ni menos" aquellos especificados en la declaración de los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona tras la cumbre en la que se acordó, con condiciones, iniciar las negociaciones para el tercer programa de ayuda.
Nuevas garantías para ayudas urgentes
En su comparecencia ante la prensa, Moscovici también ha subrayado que la ayuda urgente de 7.160 millones de euros de las arcas comunitarias para que Atenas cumpliera con sus pagos más urgentes ha permitido al Gobierno de Syriza salir de la situación de impago con el FMI y cumplir con el BCE.
El préstamo puente ofrecido por la UE procede del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSM, por sus siglas en inglés), un instrumento que cuenta con el aval del presupuesto comunitario y que necesita el visto bueno de los Veintiocho para liberar sus fondos.
En el caso griego, el desembolso encontró reticencias en países como Reino Unido, que fueron salvadas con las "garantías" propuestas por Bruselas, para cubrir el riesgo de los países de fuera del euro con los beneficios obtenidos por el BCE con las operaciones realizadas con la deuda griega (SMP).
Para evitar nuevas dudas, la Comisión Europea ha propuesto este miércoles cambios normativos en el uso del EFSM, con el objetivo de ofrecer salvaguardas "permanentes" a los países de fuera del euro y que exista un sistema de avales en caso de que deba emplearse de nuevo este mecanismo.
Bruselas pide a los 28, además, que aprueben "con rapidez" este cambio, ya que el EFSM no se volverá a utilizar hasta que la propuesta entre en vigor.