Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas evita pronunciarse sobre el dato de déficit y lo hará a finales de abril

La Comisión Europea ha evitado pronunciarse sobre el dato de déficit público de España del año pasado, que cerró en un 5,16% del PIB y ha señalado que evaluará la cifra una vez sea confirmada y validada a finales de abril por parte de Eurostat.

"Eurostat publicará los datos verificados sobre déficit público y entonces haremos nuestra análisis basado en esos datos validados", ha expresado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Alexander Winterstein.
Según el calendario previsto, la oficina de estadística europea publicará los datos verificados sobre déficit públicos de los Estados miembros el próximo 21 de abril.
El déficit conjunto de las administraciones públicas de España se situó en el 5,16% del PIB al cierre de 2015, lo que supone alrededor de un punto porcentual más que el objetivo comprometido con Bruselas, que era del 4,2%.
Esta cifra equivale a unos 10.000 millones de euros de gasto adicionales y obligará a realizar un ajuste de unos 24.000 millones de euros a lo largo de 2016 para poder cumplir con el objetivo del 2,8% previsto para este año.
La Comisión ya subrayó en febrero que España iba a incumplir sus objetivos de reducción de déficit en las cuentas públicas comprometidos tanto para 2015 y 2016, y lo hizo con peores cifras que las que había defendido en otoño. En concreto, Bruselas estimó que el déficit del año pasado podría cerrar en un 4,8% del PIB.
Por otro lado, el portavoz ha confirmado que la Comisión ha recibido una carta enviada por ocho Estados de la Eurozona, entre los que se encuentra España, criticando el método para valorar el esfuerzo fiscal de cada país y reclamando cambios.
En este sentido, Winterstein ha indicado que los servicios económicos de la comisión están examinando el contenido de la misma, pero no ha aportado detalles sobre el mismo.