Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas recuerda a Londres que no podrá negociar un acuerdo comercial con Trump hasta dejar la UE

La Comisión Europea ha recordado este lunes a la primera ministra británica, Theresa May, que la negociación de acuerdos comerciales es una competencia "exclusiva" de la Unión Europea, por lo que sus Estados miembros no pueden negociar pactos de este tipo con terceros mientras sean miembros del bloque, por lo que deberá esperar a que se consume el 'Brexit' si quiere cerrar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos.
May, que este viernes será la primera líder europea que recibe el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca, adelantó la semana pasada que en su viaje a Washington abordará la posibilidad de un acuerdo comercial bilateral.
"Claro que (un Estado miembro) puede discutir o puede debatir, pero negociar un acuerdo comercial sólo podrá hacerlo una vez que haya dejado la Unión Europea", ha indicado el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, recordando unas declaraciones del propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en septiembre del pasado año.
Entonces, Juncker recalcó que los Tratados asignan a la Unión Europea la tarea "en exclusiva" de negociar los acuerdos comerciales del bloque con socios terceros, una limitación que quedó "reforzada" con el Tratado de Lisboa.
Por ello, el jefe del Ejecutivo comunitario no ve con buenos ojos que países que siguen siendo parte de la Unión abran la puerta a establecer conversaciones de manera bilateral con países terceros.
Bruselas, que insiste en que "no habrá negociación mientras no haya notificación" de Londres para activar el proceso de divorcio, también ha querido recordar este lunes que los Tratados dejan "claro" que un Estado miembro sólo es parte de los acuerdos comerciales de la UE mientras sea miembro, por lo que dejaría de beneficiarse de ellos cuando se consumara su salida.