Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide al Gobierno que envíe un nuevo borrador presupuestario "sin retrasos indebidos"

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha instado este lunes al Gobierno de Mariano Rajoy a enviar "sin retrasos indebidos" un nuevo borrador presupuestario que cumpla con el objetivo de déficit establecido para el próximo año.
"Sobre la velocidad de la preparación (del presupuesto), estamos en contacto con las autoridades españolas. He estado hablando recientemente con Luis de Guindos. Por supuesto, por nuestra parte animamos a las autoridades españolas a que hagan este trabajo preparativo sin retrasos indebidos", ha expresado el político letón en rueda de prensa.
En cualquier caso, ha subrayado que lo más importante es que este borrador presupuestario "respete el objetivo de déficit" pactado para el próximo año, "lo que significa que no exceda el 3,1% del PIB".
Los socios comunitarios están obligados a enviar el borrador del plan presupuestario del año siguiente en la primera mitad de octubre, pero el Ejecutivo en funciones remitió a Bruselas una prórroga de los presupuestos de este año si cambios en la política económica y presupuestaria. Este borrador incluye un déficit de las administraciones públicas del 3,6%, cinco décimas por encima del objetivo.
La senda fiscal de reducción del déficit a la que se tiene que ceñir España recoge un desvío del 4,6% para este año, del 3,1% para 2017 y del 2,2% para 2018. Además, Bruselas sostiene que España debe adoptar ajustes estructurales el próximo año equivalentes al 0,5% del PIB, que equivalen a unos 5.500 millones de euros.
El pasado 16 de noviembre, la Comisión Europea publicó sus opiniones sobre los planes presupuestarios y en el caso del español recordó que está en "riesgo de incumplimiento". Ese mismo día, además, anunció que no iba a proponer una congelación de fondos por haber incumplido el objetivo de 2015.