Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas da dos meses a España para que aplique las nuevas normas sobre la firmeza de la liquidación

La Comisión Europea ha enviado este jueves un ultimátum a España y Rumanía para que trasladen en el plazo de dos meses a su legislación nacional las nuevas normas europeas sobre la firmeza de la liquidación, que debían estar siendo aplicadas en todos los países de la Unión Europea desde agosto de 2014.
El aviso tiene la forma de dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción, y da dos meses de plazo al Estado miembro para responder a la demanda de Bruselas. De lo contrario, el Ejecutivo comunitario podría elevar el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
La revisión de la directiva sobre firmeza de la liquidación se llevó a cabo para proteger a los operadores en un sistema en el que proporcionaban garantía a favor de otro operador del sistema, y promover la estabilidad financiera de los mercados financieros y facilitar en mayor medida la actividad transfronteriza y la competitividad.
Los Estados miembros estaban obligados a trasladar las normas a sus respectivas legislaciones nacionales en agosto de 2014 a más tardar, algo que hasta la fecha no han hecho ni España ni Rumanía.
Bruselas inició procedimiento de infracción contra estos dos Estados miembros en septiembre de 2016, con el envío de una carta de emplazamiento recordándoles sus compromisos.
La falta de avances ha llevado ahora a la Comisión a dar un segundo paso en el expediente sancionador y remitir a las autoridades de estos dos países un ultimátum de dos meses.