Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fondo Al Breck saca al MAB una socimi con casi 300 viviendas en renta de Madrid

Debutará el próximo miércoles, día 30, a un precio de 5,40 euros por acción
El fondo Al Breck sacará a cotizar el próximo miércoles, 30 de noviembre, en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) una socimi que ha constituido con un parque de cerca de 300 viviendas en alquiler ubicadas en el centro de Madrid que adquirió al fondo español Segurfondo Investion en diciembre de 2014.
La firma, denominada RREF II Al Breck Socimi, se estrena en el parqué con un precio de 5,40 euros por acción, que supone valorar la compañía en 28,8 millones de euros, según informó BME.
En concreto, la nueva socimi cuenta con un parque de 293 pisos repartidos por el centro de Madrid (en los distritos de centro, Salamanca, Chamberí, Chueca), además de por La Moraleja (Alcobendas) y las localidades cercanas de Alcobendas y Torrejón de Ardoz. También tiene doce locales comerciales y una oficina.
Según el folleto explicativo de la salida a Bolsa, el valor de mercado de esta cartera de activos, calculado por una firma independiente, es de 110,52 millones.
De su lado, la deuda de la compañía se sitúa en 70,03 millones, correspondiente a un préstamo participativo otorgado por el fondo matriz, un pasivo equivalente al 63% del valor de la cartera. Además, todas las viviendas están hipotecadas a favor del Banco de Sabadell, entidad que financió su adquisición.
La socimi salta a cotizar con un plan de negocio que contempla la puesta en valor de su cartera, esto es, la venta de todas las viviendas en un plazo de cinco años que culmina en diciembre de 2020.
"AGRESIVA" ESTRATEGIA.
En concreto, el plan pasa por invertir en mejoras de las viviendas, "para incrementar su rentabilidad e incrementar su ocupación hasta niveles estables implementando una estrategia agresiva de alquiler que incluye, si es necesario, bajar las rentas y hacer concesiones a los inquilinos para mejorar las condiciones de flujos de caja".
Posteriormente, "una vez mejorado el nivel de ocupación, mantenerlo estable e iniciar una progresiva subida de las rentas de alquiler de acuerdo con las mejoras realizadas en los inmuebles y los niveles de mercado".
Por último, la socimi prevé "optimizar el valor de la cartera vendiendo los activos de forma individual o en lotes, cuando la demanda y el precio así lo aconsejen y una vez sobrepasado el periodo mínimo de tenencia de tres años" de las socimis, según detalla la firma en el folleto.