Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankinter Consumer Finance gestiona para las empresas la financiación de sus empleados

Bankinter Consumer Finance ha lanzado la solución 'Financiación Anticipo de Empleados', que resuelve a las empresas las labores de gestión, administración y financiación de sus empleados.
Según ha informado la entidad, este nuevo servicio, "único en España", permite liberar a las empresas tanto de la autorización y la gestión en la concesión de un préstamo o de un anticipo a un empleado, como del consumo de recursos propios de tesorería.
Con esta solución, esas tareas quedan externalizadas en la entidad financiera, que mantiene informada a la compañía sobre la evolución de las transacciones.
'Financiación Anticipo de Empleados' es un servicio personalizado en función de las necesidades de las empresas y de sus empleados, tanto en el fin para el que están dedicados los préstamos --estudios, nacimiento, compra de vehículo, reformas del hogar, anticipo de nóminas--, como en el nombre comercial que cada empresa quiera utilizar para su producto, o incluso en sus condiciones económicas, que variarán para cada empresa, pero se mantendrán "entre las competitivas del mercado".
PRÉSTAMOS DE 3.000 HASTA 90.000 EUROS
Desde el punto de vista económico, los préstamos pueden ir desde los 3.000 y hasta los 90.000 euros, y con unos plazos de amortización entre los seis y 96 meses.
'Financiación Anticipo de Empleados' destaca por su "agilidad y sencillez de solicitud", además de por la rapidez de la concesión, ya que permite que el dinero esté disponible en la cuenta del cliente en apenas 24 horas.
Bankinter explica que esta financiación no requiere de aportación de nóminas ni de otro tipo de documentación por parte del empleado, ni la realización del correspondiente estudio de riesgos. Asimismo, tampoco es requisito imprescindible abrirse una cuenta en Bankinter o contratar otro tipo de productos adicionales. En ese sentido, el empleado puede recibir el importe del crédito en la cuenta que tenga en su banco habitual.
La entidad insiste en que esta solución "supone para las empresas disponer de una herramienta de fidelización de su plantilla, sin realizar grandes desarrollos y externalizando una actividad que, de otra manera, consumiría muchos recursos y generaría un cierto riesgo para su balance".
Esta solución es apta para medianas y grandes compañías, de más de 50 empleados y de cualquier tipo de sector económico, dado que es adaptable a las necesidades marcadas por las áreas de recursos humanos y de dirección financiera de cada compañía.