Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia pierde 7.053 millones hasta septiembre tras provisionar 11.485 millones

Imputados los miembros del Consejo de Administración de BankiaEFE

Bankia perdió 7.053 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, frente a un beneficio de 295 millones registrado en el mismo periodo de 2011, después de haber provisionado 11.485 millones que siguen el plan de recapitalización de la entidad.

Según ha informado el banco nacionalizado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los depósitos estrictos de los clientes de Bankia totalizaron a septiembre 98.793 millones de euros incluyendo los pagarés emitidos por el grupo, lo que supone un descenso de 14.257 millones en lo que va de año, un 12,6% menos.
La cuota de mercado de la entidad liderada por José Ignacio Goirigolzarri sobre depósitos del sector privado residente pasó desde el 10,4% de cierre de 2011 al 9,4% de agosto, el último dato disponible.
En lo que va de año, el crédito a la clientela neto se redujo un 10%, hasta los 165.375 millones. La entidad ha achacado este descenso a los saneamientos realizados.
El resultado antes de provisiones de Bankia se situó en 1.457 millones de euros, con una mejora del 8,9% respecto a los nueve primeros meses del año pasado.
En concreto, el grupo dotó 4.015 millones de provisiones por deterioro de activos financieros y otros durante el tercer trimestre, con lo que se acumulan 11.485 en el año.
De esta forma, Bankia ha cubierto a septiembre más del 75% de las provisiones exigidas por el Gobierno. Además, ha asignado parte de las dotaciones estimadas para el resto de la cartera crediticia.
Bankia registró un resultado negativo antes de impuestos de 10.083 millones de euros, que descontado el efecto fiscal y el resultado de intereses minoritarios, dejaría el resultado atribuido del grupo en unas pérdidas de 7.053 millones de euros.
El margen de intereses acumulado hasta septiembre ascendió a 2.449 millones de euros, un 23,6% más que en igual periodo de 2011. Los ingresos por comisiones se situaron en 750 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 7,1% menos que en igual periodo de 2011. Con todo, el volumen de ingresos de Bankia alcanzó los 3.197 millones de euros hasta septiembre, un 2,4% más que en el mismo periodo del año anterior.
Mientras, los gastos de administración se situaron en 1.537 millones de euros, un 1,3% menos que en idéntico periodo de 2011. En términos recurrentes, los gastos de administración se redujeron un 7,9%. Desde el trimestre previo al anuncio de la integración hasta el 30 de septiembre, el número de oficinas se ha reducido en 947, hasta 3.107 sucursales, y la plantilla en más de 4.300 personas, hasta 20.126 empleados.
La mora supera el 13%
En cuanto al riesgo, el ratio de morosidad de Bankia se elevó hasta el 13,3% en septiembre, frente al 7,6% de diciembre pasado y el 11,0% de junio. Así pues, el volumen de activos dudosos ascendió a 25.314 millones, frente a los 15.311 millones de cierre de 2011.
Tras las provisiones realizadas por Bankia en estos nueve meses, el ratio de cobertura de los créditos de dudoso cobro sube del 60,2% de diciembre de 2011 al 71,4% de septiembre.
El grupo ha desempeñado una gestión activa de venta de su cartera de inmuebles, con un volumen de gestión de 9.463 unidades, de los cuales 3.466 son ventas de activos adjudicados y 5.840 corresponden a subrogaciones. En concreto, los activos a los que se ha dado salida en lo que va de año tienen un valor acumulado cercano a los 1.100 millones de euros, y se han concentrado en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana.
Con todo, Bankia cuenta con un ratio solvencia del 4,7%, gracias a la inyección de 4.500 millones a través de deuda subordinada. La consultora Oliver Wyman detectó unas necesidades de capital de hasta 24.743 millones para el grupo BFA-Bankia. La entidad estimó en mayo un déficit de capital de 19.000 millones.
"No obstante, en el ejercicio elaborado por Oliver Wyman se han empleado metodologías diferentes, que afectan esencialmente a las hipótesis macroeconómicas que dan lugar a distintas pérdidas esperadas, a los requisitos de capital y al tratamiento de los créditos fiscales", explica la entidad.