Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia ha devuelto ya 150 millones de euros a 35.000 clientes afectados por cláusulas suelo

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha explicado que la entidad ha devuelto ya unos 150 o 160 millones de euros a unos 35.000 clientes cuyas hipotecas incorporaban una cláusula suelo no transparente.
Así lo ha manifestado Sevilla durante la presentación de resultados del primer trimestre, en el que el banco obtuvo un beneficio de 304 millones de euros, un 28,4% más.
El consejero delegado ha explicado que la entidad dará por concluida la devolución de las cantidades indebidamente cobradas por cláusulas suelo en el segundo trimestre. "Es un proceso que a lo largo del mes de mayo y junio estará cerrado y terminado", ha añadido.
"El proceso ha sido muy rápido", ha reconocido Sevilla, que ha apuntado que en el caso de la entidad esta cuestión afectaba a un colectivo "relativamente pequeño". Según ha explicado, se han devuelto estas cantidades al 90% de las personas que lo han solicitado.
Bankia puso en marcha el pasado mes de febrero un procedimiento exprés para la devolución de lo cobrado de más a los clientes en cuyo contrato hipotecario figurara una cláusula suelo no transparente, una solución de carácter gratuito a la que los afectados podían acogerse acudiendo a las oficinas del banco y rellenando una plantilla en la que solicitaran entrar en el proceso de revisión.
Mediante este procedimiento, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri determinaba si correspondía devolver el importe pagado de más por aplicación de la cláusula suelo, una condición que el banco eliminó de sus contratos hipotecarios en septiembre de 2015.
Por otra parte, en relación con los gastos hipotecarios, Sevilla ha señalado que en el caso de Bankia el número de demandas ha sido "totalmente inmaterial". "Vamos a ver cómo evoluciona eso en el futuro", ha añadido.