Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez afirma que los salarios pueden subir en España sin perjudicar a la creación de empleo

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado, tras la reunión que los interlocutores sociales, sindicatos (CC.OO y UGT) y patronal (CEOE Y Cepyme), han mantenido con al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que cree que es "posible" subir los salarios en España y hacer cada día más competitivas a las empresas españolas, sin olvidar "que sigue siendo necesario crear al menos 500.000 puestos de trabajo al año".
Además, ha señalado que el Gobierno lo que quiere es que la subida salarial en España, que se fija "con carácter general" por negociación colectiva, sea compatible tanto con la competitividad de las empresas como con el "intenso" ritmo de creación de empleo en España. Para la titular de Empleo, es "necesario" que se sigan creando al menos 500.000 puesto de trabajo al año, ya que "hay muchas personas que quieren oportunidades para trabajar y que permanecen en el desempleo".
En este contexto, ha señalado que el Gobierno quiere seguir siendo capaz de continuar traduciendo el crecimiento en empleo para alcanzar "el gran objetivo nacional de 2020" de bajar la tasa de parados de los dos dígitos.
Así, ha recordado que la responsabilidad del Gobierno es la de trabajar al hilo de este triple objetivo de crear empleo, mantener la competitividad de las empresas y reducir la tasa de los parados de los dos dígitos. Respecto a esto, ha afirmado que "está segura de que los sindicatos y las organizaciones empresariales estarán a la altura de su responsabilidad".
Respecto al ámbito de los trabajadores públicos, Báñez ha recordado que el objetivo principal del Gobierno es que los españoles reciban cada día "servicios públicos de mayor calidad, porque ahí está su bienestar". Por otro lado, la ministra también ha recordado que, junto con la subida de los salarios para el año próximo, también es competencia de los interlocutores sociales la mejora de las condiciones de trabajo.
Asimismo, ha afirmado que tanto CC.OO. como UGT han trasladado al presidente del Gobierno la necesidad de que si inicie un diálogo social también en el ámbito del Ministerio de Hacienda y Función Pública, para que se pueda abrir un debate tanto de los salarios públicos como de la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios.