Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez plantea la posibilidad que las pensiones de orfandad y viudedad se financien con impuestos

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha recomendado, durante su intervención en la Comisión del Pacto de Toledo, que se siga aumentando la separación de las fuentes de financiación para aliviar el déficit del sistema de pensiones y ha sopesado la posibilidad de que las pensiones de orfandad y viudedad se financien a través de impuestos, vía Presupuestos Generales del Estado (PGE).
En este contexto, Báñez ha afirmado que sacar las pensiones de orfandad y viudedad de la Seguridad Social no tiene por qué ser un cambio en la naturaleza jurídica de las llamadas pensiones de muerte y supervivencia, "no tiene que ver una cosa con la otra".
En lo que respecta a los autónomos, ha afirmado que el Gobierno trabajará para que el régimen general y el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) sean autofinanciables en un futuro, tal y cómo recomienda el Pacto de Toledo.
En la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo, la ministra ha señalado que el Gobierno quiere seguir avanzando en la separación de las fuentes de financiación en el sistema de la Seguridad Social.
En este contexto, la ministra ha recordado que el RETA aporta más de 7.000 millones de déficit al sistema de Seguridad Social en términos anuales, es decir, tres veces más por cotizante que el régimen general, y ha señalado que "esto no es algo a lo que se opongan las organizaciones de autónomos, ya que la cotización es voluntaria, tanto por la mínima como por la máxima".