Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez afirma que logra la estabilidad financiera es clave para obtener una pensión pública "adecuada y justa"

Dice que "gracias a los españoles y a su esfuerzo solidario" se está corrigiendo el problema coyuntural de la Seguridad Social
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo que la estabilidad financiera del sistema y la capacidad de crear riqueza son necesarias para que los españoles puedan recibir una pensión pública "adecuada y justa" y para que se sostenga un "buen sistema de pensiones".
Además, ha señalado que se tienen que asumir obligaciones de futuro y hay que ilusionar a los jóvenes para que sientan el sistema de Seguridad Social como propio. Sin embargo, ha reconocido que el principal desafío de la sociedad española es el progresivo envejecimiento de la población. "Hoy pasamos más tiempo como jubilados que como adolescentes", ha afirmado.
Por ello, hay que seguir adoptando medidas que permitan pagar un mayor número de pensiones más altas durante un periodo más amplio, lo que exige la mejor economía posible y un sistema que tenga en cuenta la evolución de los elementos en los que se sostiene, ha apuntado Báñez.
Por otro lado, considera que limitar la vida activa de millones de personas "no tiene sentido", ya que va "en contra de la libertad individual y el progreso social". Además, cree que la convivencia entre generaciones es la nueva realidad española y "no se puede vivir de espaldas a ella".
Así, Báñez ha señalado que la compatibilidad voluntaria del empleo y la pensión al 100% "refuerza las oportunidades de las personas y la oportunidad de España para competir en el futuro".
Para la ministra, también es importante recordar que la incidencia del 'baby boom' va a desaparecer y a partir de 2050 cambiará el signo de las pensiones sobre el dato total.
Según Báñez, la vuelta a la creación de empleo, el incremento de las bases de cotización y la entrada en vigor de parte de las medidas para reforzar la sensibilidad del sistema han contribuido a iniciar el proceso de estabilización de las cuentas de la Seguridad Social.
Asimismo, ha recordado que las cuentas de la Seguridad Social se han visto deterioradas "sensiblemente" durante la crisis, ya que se ha tenido que afrontar a un aumento importante de los pensionistas, de la cuantía de la pensión y del periodo de pago de la misma por la esperanza de vida.
Así, ha destacado que este deterioro va "más allá" y ha apuntado que se producido "esencialmente" por la destrucción del empleo. Según Báñez, un 60% del deterioro neto de la salud financiera del sistema se debe "exclusivamente" a la reducción de ingresos por la destrucción masiva de 3,3 millones de empleos durante la crisis.
La titular de Empleo y Seguridad Social ha afirmado que el sistema ha tenido que hacer frente a los crecientes compromisos de gastos y la fuerte reducción del empleo. Sin embargo, ha subrayado que se ha conseguido reducir "sustancialmente" el ritmo de deterioro medio de las cuentas del sistema de Seguridad Social en el periodo 2012-2016 en comparación con el periodo de 2008-2011.
En la actualidad, el componente contributivo presenta un déficit del 1,6% del PIB, que, según Báñez, es consecuencia fundamentalmente primero del gasto derivado del mayor número de pensionistas y del "profundo" descenso de los ingresos como consecuencia de la pérdida de afiliación registrada en la crisis.
RECUPERACIÓN DE LA MITAD DE LOS EMPLEOS PERDIDOS
La ministra ha aprovechado su intervención para lanzar un mensaje de tranquilidad y confianza y para recordar que gracias a los españoles y a su "esfuerzo solidario" se está corrigiendo el problema coyuntural de la Seguridad Social. "El esfuerzo de la sociedad española ha permitido recuperar 1,6 millones de empleos, es decir la mitad de los empleos destruidos durante la crisis", ha añadido.
Por otro lado, ha señalado que las prestaciones por desempleo de la Seguridad Social ha jugado "un doble papel", protegiendo a las personas y estabilizando los ingresos de la Seguridad Social.