Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez destaca la importancia de la formación para sacar del paro a los jóvenes

Una de cada cuatro empresas tiene dificultades para encontrar trabajadores con determinadas capacidades
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha destacado este jueves la importancia de la formación para impulsar el empleo juvenil y sacar del paro a los 700.000 jóvenes menores de 30 años que hay en España que no han terminado la educación secundaria obligatoria.
Durante la presentación en el Auditorio Espacio Telefónica del informe 'El camino hacia el empleo juvenil' elaborado por el Observatorio Empresarial contra la Pobreza, Báñez ha insistido en que la clave del empleo está en la formación, o dicho de otro modo, "el empleo empieza en las aulas".
"Tenemos que luchar decididamente contra el abandono escolar y apostar por la formación permanente de los trabajadores", ha indicado la ministra, que ha explicado que de los 3,7 de parados contabilizados en España la mitad no ha terminado la educación secundaria obligatoria y de ellos 700.000 son jóvenes menores de 30 años.
Por ello, ha resaltado que hacer que estos jóvenes adquieran pronto habilidades es "capital" para que tengan empleo cuanto antes. En este sentido, la ministra ha apuntado que el 24% de las empresas tienen dificultades para encontrar trabajadores con una determinada capacitación y que en Europa se dejaron de cubrir en el último año un millón de vacantes ante la falta de trabajadores capacitados.
En esta apuesta por la formación, Báñez ha destacado la importancia de impulsar ámbitos como el entorno digital, pues los empleos relacionados con las nuevas tecnologías han crecido en la última década en Europa el doble de lo que lo han hecho los empleos "repetitivos".
"No hay que tener miedo a adaptarse a ese nuevo tejido productivo derivado de la digitalización, pero hay que empezar a trabajar ya. Hagamos ese esfuerzo, con optimismo, con valentía y anticipándonos", ha señalado.
"NADIE PUEDE QUEDARSE ATRÁS"
La ministra ha afirmado que la principal herramienta para luchar contra la pobreza y la desigualdad es el empleo y, en esa tarea, hay que apostar por darle un impulso al talento juvenil. "Estamos en el camino de la recuperación y no queremos que nadie se quede atrás: ni los mayores, ni los jóvenes menores de 30 años. Todos tienen que ser parte de esa recuperación", ha añadido.
Báñez ha relatado que desde 2013 más de 1.000 entidades de la sociedad civil se han sumado a iniciativas en favor del empleo juvenil y eso, ha dicho, está dando resultados, pues el ritmo de crecimiento de la tasa de empleo juvenil duplica a la del empleo general.
"El paro ha bajado 15 puntos entre los jóvenes, pero somos un país con una tasa todavía excesivamente elevada, por lo que tenemos que seguir trabajando para seguir dando oportunidades a los jóvenes", ha indicado la ministra.
Báñez ha recordado además que el Gobierno negociará con los agentes sociales, los grupos parlamentarios y las comunidades autónomas la renovación de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo joven para el periodo 2017-2020 a fin de incluir nuevas medidas que contribuyan a impulsar el empleo entre los jóvenes.
Por su parte, el director general de la Fundación Telefónica, José María Sanz-Magallón, ha subrayado que "la empresa puede y debe hacer mucho" para combatir la pobreza y el paro juvenil ofreciendo empleos de calidad y una adecuada formación, especialmente en nuevas tecnologías.
En este sentido, Sanz-Magallón ha destacado que todas las empresas deberían tener al menos un 20% de su plantilla con capacidades digitales, aportando la formación necesaria para ello.
El director del IESE en Madrid, Francisco Iniesta, ha abogado por ofrecer empleos "dignos" a los jóvenes, que les alejen de la precariedad y la pobreza.
El director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España, Joaquín Nieto, ha denunciado que cada año se ponen a buscar empleo en el mundo unos 40 millones de jóvenes, por lo que en los próximos diez años habrá que crear unos 400 millones de empleos juveniles para evitar que ésta sea una generación perdida. En esta tarea considera muy importante la contribución del sector privado, de las empresas.
Por último, el presidente de la fundación Codespa, Manuel Herrando, ha denunciado que la pobreza sigue siendo "muy grave", y ha pedido promover respuestas "novedosas, eficaces y realistas" contra este problema desde la iniciativa privada.