Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez defiende que recurrir al Fondo de Reservas es legal y "seguirá utilizándose con normalidad"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha defendido este martes que recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, caja conocida como 'la hucha de las pensiones', no es ilegal, y que el Ejecutivo volverá a echar mano de ella en un futuro.
Interpelada durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso sobre cómo el Gobierno ha recurrido estos fondos, Báñez ha reivindicado que en las propias recomendaciones del Pacto de Toledo se apunta a la necesidad de contar con reservas con las que "atenuar los efectos en los ciclos económicos negativos".
"Pues eso es lo que hemos hecho", ha dicho, tras subrayar que "recurrir al Fondo de Reserva para pagar pensiones es cumplir la ley y actuar con normalidad". Así, ha insistido en que alimentar este fondo --con más de 25.000 millones a 31 de octubre de este año, ha precisado, un 2,37% del PIB nacional-- "es un medio y no un fin", y que "seguirá utilizándose con normalidad"
Asimismo, ha defendido que el Gobierno ha recurrido al fondo "con respeto rigurosos para pagar las pensiones en situaciones déficit". "La gestión del fondo ha sido profesional y exquisita", ha alabado.
LA ADMINISTRACIÓN TIENE DÉFICIT Y SE PAGAN SUELDOS PÚBLICOS.
Por otro lado, ha recordado que en otros momentos de dificultad económica, durante la década de los 90, se recurrió a diferentes fuentes de financiación externa con el que paliar ese déficit, "porque ningún gobierno va a dejar de pagar las pensiones".
Así, ha despreciado los temores de un posible impago futuro de las pensiones, haciendo un paralelismo entre el déficit que arrastra la Seguridad Social con el del propio Estado, ya que ante el desfase negativo entre ingresos y gastos de la Administración, nadie plantea que no se vayan a pagar los salarios públicos.
En este sentido, ha augurado que la situación de números rojos en la Seguridad Social se solventará igual que ocurrió en los años 90, cuando la recuperación económica y la creación de empleo "no sólo fortaleció la Seguridad Social", ha dicho, sino que originó un superávit que pudo dedicarse en las citadas reservas.
Por ello, ha elogiado la función del Fondo de Reserva, destacando de él que es "el instrumento más adecuado para financiar déficit o desfases, siguiendo recomendaciones del Pacto".