Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Báñez negocia las pensiones con sindicatos y patronal

Fátima Báñez, ministra de Empleo, comparece en la Comisión del Pacto de Toledo del CongresoEFE
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se reunirá hoy a las 9.00 horas con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, para hablar sobre pensiones.
El encuentro estaba previsto para el pasado 15 de diciembre, día para el que los sindicatos habían convocado movilizaciones en distintos lugares del país, y finalmente se aplazó para hoy martes, 20 de diciembre.
La reunión entre Báñez y los líderes de los agentes sociales es la primera que celebran las tres partes tras su encuentro del pasado 24 de noviembre con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los sindicatos no salieron satisfechos del Palacio de La Moncloa y apenas 24 horas después anunciaron un calendario de movilizaciones, que tuvo como colofón la manifestación de Madrid celebrada ayer.
Las organizaciones sindicales se quejan de los límites impuestos por el Gobierno al diálogo social (no tocar sus reformas y cumplir con el objetivo de déficit) y quieren que los ciudadanos apoyen en la calle sus reivindicaciones, todo con el objetivo de que el Ejecutivo se abra a negociar con ellos y de que los Grupos Parlamentarios lleven adelante iniciativas que coincidan con sus planteamientos.
En materia de pensiones, la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo lleva unas semanas en marcha y por ella han pasado ya la propia ministra de Empleo, los líderes sindicales y algunos representantes empresariales.
Los sindicatos quieren que las pensiones suban el año que viene al menos la previsión de inflación, en torno a un 1,2%, pero la intención del Gobierno parece que es la de volver a incrementarlas un 0,25%, el mínimo legal previsto, o al menos eso se temen CC.OO. y UGT después de que el Ejecutivo vetara en el Congreso una proposición de ley apoyada por toda la oposición, salvo por Ciudadanos, para subir las pensiones un 1,2% en 2017.
PROPUESTAS PARA INCREMENTAR LOS INGRESOS
Garantizar el sistema público de pensiones es el objetivo del Pacto de Toledo. Dada la situación de déficit en la Seguridad Social y la escasez de la hucha de las pensiones, expertos, agentes sociales y Gobierno están trasladando ya algunas de sus propuestas para aumentar los ingresos del sistema.
El Ejecutivo ya ha anunciado que subirá la base máxima de cotización un 3% para 2017, mientras que la base mínima se incrementará un 8%, en correspondencia con el aumento experimentado por el salario mínimo interprofesional. Al mismo tiempo, el Gobierno tiene previsto llevar al Pacto de Toledo el incremento de las pensión máxima para no desincentivar la cotización.
La ministra de Empleo ha afirmado además que el Gobierno estudia la posibilidad de que las pensiones de orfandad y viudedad se financien a través de impuestos, vía Presupuestos Generales del Estado (PGE).
Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha propuesto que todas las pensiones se sufraguen vía impuestos, complementando así las cotizaciones, para lo cual ha planteado un impuesto tecnológico a medio plazo y fijar un gravamen a las grandes fortunas, destopar la pensión máxima y suprimir las subvenciones a la contratación.
Desde CC.OO., Toxo se ha mostrado partidario de que parte de las pensiones, concretamente las de viudedad y orfandad, se financien a través de ingresos fiscales de los Presupuestos Generales del Estado y que se aumente la cotización dos puntos. El líder de CC.OO. no está a favor de un impuesto finalista que financie las pensiones, pero sí de que el Estado realice una aportación al sistema de la Seguridad Social.