Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un banco ruso sugiere a sus morosos con problemas que se suiciden

Un banco ruso suguiere a sus morosos con problemas que se suicidenKomsomólskaya Pravda

Si creían que la banca española apretaba demasiado a sus clientes eso es que no conocen a la rusa. Y si no vean esta publicidad de Tinkoff, una entidad de ese país que recomienda directamente a sus usuarios en situación límite que se "suiciden", Así como lo están leyendo.

Su propuesta es directa y descarnada como el capitalismo más primigenio y salvaje. Comienza preguntando a un simulacro de ser humano en pleno suicidio, ¿No ves la salida?  Para, a continuación, lanzar su eslogan salvador: "El banco está dispuesto a ofrecerte una solución al problema".

Tinkoff es la entidad rusa que ha ideado semejante campaña para convencer a sus deudores de que siempre hay una solución para las deudas que recurrir al suicidio por muy desesperado que se esté.

Lo malo es que para sus clientes la campaña no está tan clara. El diario ruso que ha destapado esta iniciativa,  'Komsomólskaya Pravda', ha contado el caso de Viacheslav Abramchukov, de 25 años quien recibió una de estas cartas publicitarias y tuvo la valentía de ponerse en contacto con el banco.

Ella tenía una deuda que había pagado religiosamente durante años hasta que los altos intereses que soportaba le hicieron imposible seguir haciendo frente a la misma. Meses despues encontró en su buzón una de estas cartas que además del mensaje incitando al suicidio incluía un número de teléfono.

Armada de valor contactó con la entidad y allí le explicaron que la campaña solo perseguía que los morosos hicieran frente a sus deudas y que los empleados podrían ayudarles reestructurando los importes para hacerlos menos gravosos.

Las explicaciones no han convencido a esta usuaria que ha puesto esta agresiva campaña publicitaria en conocimiento de las autoridades policiales como un claro ejemplo de incitación al suicidio.