Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España pide al Gobierno que suba el IVA y baje las cotizaciones sociales

Banco de EspañaReuters

El Banco de España se ha alineado con el grupo de expertos liderado por Manuel Lagares que analizó el sistema fiscal y propuso una reforma que aumentara el peso de los impuestos indirectos con subidas de IVA y de Especiales para poder reducir las cotizaciones sociales que pagan las empresas y los impuestos directos.

"El informe (de Lagares) plantea unas líneas de reforma que, en su conjunto, tenderían a mejorar la eficiencia del sistema impositivo", señala el supervisor financiero en su informe anual, donde recuerda que la propuesta de estos expertos descansa en la necesidad de aumentar el peso de la imposición indirecta para acometer reducciones de "magnitud equivalente" en las cotizaciones y los impuestos directos.
Además, la reforma de Lagares proponía la eliminación de bonificaciones, reducciones, y exenciones fiscales, así como una mayor neutralidad entre los instrumentos de ahorro reales o financieros y la reducción de los incentivos fiscales relativos que actualmente existen a favor del endeudamiento.
El Banco de España cree que el objetivo de la reforma debe ser subsanar los problemas de los que adolece la tributación en España y que han alcanzado una visibilidad singular durante la crisis económica.
Entre los aspectos que se deberían revisar, el supervisor destaca la existencia de tipos legales de las principales figuras tributarias de nivel similar o superior a la media de otros países, pero con menor capacidad recaudatoria. A su parecer, esta situación se puede atribuir a la amplia batería de beneficios fiscales existentes, así como probablemente a la alta evasión fiscal que hay en España.
Así, aboga por reformar una estructura tributaria sesgada hacia la imposición directa y las cotizaciones sociales que, a su juicio, resulta "más perjudicial" para el empleo y la competitividad.
Aún así, ha reconocido que durante el proceso de consolidación se ha producido una cierta recomposición de la estructura impositiva por el aumento de la imposición indirecta, mientras que la directa se ha mantenido prácticamente constante.
En cualquier caso, el Banco de España ha resaltado la necesidad de que los cambios impositivos que se introduzcan permitan, además de una mejora de la eficiencia del sistema tributario, que estos sean plenamente compatibles y coadyuven al proceso de consolidación presupuestaria.