Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Santander gana 5.966 millones en 2015, un 3% más

Ana Patricia Botín en DavosREUTERS

Banco Santander ha obtenido un beneficio atribuido de 5.966 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento del 3% respecto a 2014, en un ejercicio marcado por un contexto económico internacional "complejo", con tipos de interés en mínimos históricos en monedas clave para el grupo, como el euro, la libra o el dólar, según ha informado este miércoles la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cambio, el beneficio ordinario sin el efecto de los resultados no recurrentes ha crecido un 13%, y ha alcanzado los 6.566 millones de euros. El banco ha aumentado un 6% el crédito y un 7% la captación de recursos, lo que permite una mejora del 8% en los ingresos comerciales y un 13% en el beneficio ordinario.
"En 2015 hemos alcanzado nuestros objetivos y lo hemos hecho aumentando los ingresos, mejorando la satisfacción del cliente y con más clientes vinculados y digitalmente activos", se ha congratulado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quien ha concretado que la entidad ha elevado el número de clientes vinculados en 1,2 millones, hasta 13,8 millones, y en 2,5 millones el de clientes digitalmente activos, hasta 16,6 millones.
El banco presidido por Botín ha proclamado que ha recuperado el liderazgo en satisfacción de clientes en España, gracias al producto 'estrella' lanzado en mayo del pasado año: la 'Cuenta 1, 2, 3'. Esta estrategia suma ya 860.000 cuentas, de las que 50.000 son de pymes. El Santander ha 'robado' con este producto 237.000 nóminas de clientes de otras entidades. El ritmo de apertura de 'Cuentas 1, 2, 3' supera las 100.000 al mes y el objetivo del banco es alcanzar los dos millones de cuentas al finalizar este ejercicio.
Europa aportó el 56% al beneficio del grupo y América, el 44% restante. Por países, la mayor aportación al beneficio del grupo corresponde a Reino Unido, con un 23%, seguido de Brasil (19%), España (12%), Estados Unidos (8%), México (7%), Chile (5%), Portugal, Argentina y Polonia (4% cada uno de estos tres países).
En España, el beneficio atribuido de la entidad alcanzó los 977 millones de euros, con un crecimiento del 18% respecto a 2014. El banco ha destacado que el crédito a empresas y pymes aumentó un 1%, el mismo ritmo al que subieron los recursos de clientes.
En Reino Unido, el beneficio atribuido repuntó un 14% en 2015, hasta los 1.971 millones de euros, mientras que en Brasil el grupo ganó un 33% más, hasta los 1.631 millones de euros.
SE SUPERARÁN LOS OBJETIVOS MARCADOS PARA 2016
El margen de intereses ordinario de la entidad creció un 8,9% en 2015, hasta los 32.189 millones de euros, mientras que el margen bruto progresó un 6,2% y alcanzó los 45.272 millones de euros. Por su parte, el margen neto (beneficio antes de provisiones) avanzó un 5%, hasta los 23.702 millones de euros.
Las dotaciones por insolvencias del Santander bajaron un 4% el año pasado, hasta sumar 10.108 millones de euros. Al mismo tiempo, el banco ha destinado a distintas dotaciones los 1.118 millones de euros de resultados no recurrentes obtenidos en el ejercicio. De ellos, 835 millones de euros proceden de la reversión de pasivos fiscales en Brasil y 283 millones de euros de Banif.
Asimismo, la entidad ha constituido un fondo de 600 millones de euros para cubrir posibles reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en Reino Unido. Sin todos estos recurrentes positivos y negativos, el beneficio ordinario del Santander alcanza los 6.566 millones de euros en 2015, un 13% más que en 2014.
Ana Botín se ha mostrado convencida de que el banco superá los objetivos que se ha marcado para 2016. La presidenta del Santander ha puesto en valor que estos crecimientos de negocio y resultados permiten al banco distribuir un dividendo por acción de 0,20 euros, de los que 0,16 euros son en efectivo, un 79% más que en 2014. Este dividendo supone una rentabilidad por acción de alrededor del 5% a los precios actuales de la acción.
En cuanto a la tasa de mora, ésta se ha situado en el 4,36% para el conjunto del grupo, con un descenso de 0,83 puntos en un año. La mora ha descendido en todos los mercados excepto Brasil, que pesa un 8% en los créditos del grupo. Ahora bien, la entidad ha asegurado que es "significativo" el descenso en los principales mercados, Reino Unido, España y Santander Consumer Finance.
El ratio de capital CET1 fully loaded, el que asume las exigencias de capital que estarán vigentes el 1 de enero de 2019, ha alcanzado el 10,05%, lo que supone 0,4 puntos más que hace un año. La consecución de dicho ratio de capital sitúa al banco más cerca de alcanzar la meta que se ha marcado de superar el 11% en 2018. "Estamos convencidos de que superaremos los objetivos que nos hemos marcado para 2016", ha garantizado Botín.