Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de Suecia se plantea cambiar su objetivo de inflación

El Riksbank, el banco central de Suecia, estudia la posibilidad de reemplazar su actual objetivo de inflación del 2% por una nueva meta menos dependiente de los tipos de interés y un rango variable de un punto porcentual al alza o a la baja, según ha anunciado la entidad, que implementaría cualquier cambio en su reunión de política monetaria del próximo mes de septiembre.
La institución sostiene que en los últimos años el IPC ha sido una referencia cada vez más difícil de usar para la política monetaria al verse directamente afectada por los ajustes en los tipos de interés sin que estos efectos guarden relación con las presiones subyacentes de la inflación, generando problemas de comunicación de la política monetaria.
De este modo, el Riksbank estudia reemplazar el objetivo actual de inflación por el IPCF (índice de precios al consumo con un tipo fijo de interés), que ya ha utilizado como objetivo operativo, además de recurrir a una banda de variación de un punto porcentual al alza o a la baja.
"Los cambios que se están considerando no conllevarán ningún cambio en la política monetaria que se está aplicando", subrayó el banco central sueco, añadiendo que la banda de variación no supone un rango objetivo para los tipos de interés.
En este sentido, la institución explicó que ha remitido a consultas sus deliberaciones y si finalmente se decide establecer una nueva variable como objetivo y fijar un rango de variación los cambios se implementarían en la reunión de política monetaria del próximo mes de septiembre.