Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Popular tiró la toalla antes de su rescate

El Banco de España "sospecha" que el banco Popular tenía más garantías para obtener liquidez. Es decir, que la entidad podría haber aguantado algo más de tiempo la avalancha de retirada de depósitos de sus clientes.

"Sospecho que el banco tenía potencialmente más garantías porque lo que nos trajeron fue relativamente poco", ha comentado el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso. "Luego se puede sospechar que el Popular tenía más pero si no las trajo insisto no las hemos visto".
En estos casos de necesidades de liquidez elevadas de un día para otro, los bancos pueden optar a líneas de emergencia en el Banco de España a cambio de presentar “garantías” (activos que se quedaría el regulador en caso de que la entidad no le devolviera el dinero). Eso es lo que hizo el Popular, pero no agotó todas sus posibilidades.
“Digamos que es comprensible que no estuvieran preparados para movilizar su última línea de liquidez. Yo no sé si tiraron la toalla antes de tiempo, pero no daba la impresión de que hubiera mucho más tiempo”, ha explicado el subgobernador durante su participación en un seminario organizado por la APIE y el BBVA en la Universidad Menéndez Pelayo.
Preguntado por la razón de por qué el Banco de España no hizo nada si sabía que al Popular le quedaba más oxígeno para aguantar, el subgobernador ha comentado algo airado que “ya no se puede cambiar de administradores así como así o inyectar liquidez sin garantías o algunas cosas que eran posibles en los ochenta. Ahora estamos en Europa”.  
El regulador también ha contado que sí preguntaron a los directivos del Popular por qué no presentaban más garantías a cambio de liquidez. “Nos contestaron: pues a lo mejor esta noche…”
Preguntado insistentemente sobre si el regulador hacía algún tipo de autocrítica al respecto, Alonso ha zanjado irritado. “El Popular se declaró inviable aquella tarde (por el 6 de junio). ¿Qué más les puedo decir? No sé qué autocrítica quieren que hagamos."