Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de México sube los tipos de interés hasta el 5,25% tras la victoria electoral de Donald Trump

La Junta de Gobierno del Banco de México ha decidido incrementar la tasa de interés de referencia en 50 puntos básicos, hasta el 5,25%, con el objetivo de contrarrestar las presiones inflacionistas provocadas por la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, según informó en un comunicado, en el que advierte de que tras la victoria del magnate el panorama para la economía mundial se ha "complicado".
"En las semanas posteriores a la última decisión de política monetaria, el panorama para la economía mundial se tornó más complejo, entre otros factores, como consecuencia del proceso electoral llevado a cabo en Estados Unidos y su resultado", señala.
El banco central azteca, además, indica que la implementación en EEUU y otros países de algunas medidas que "obstaculicen el comercio exterior y la inversión extranjera" ha provocado que el balance de riesgos para la economía mundial se haya "deteriorado".
El Banco de México reconoce que, a pesar de la dificultad de definir actualmente la postura que tomará EEUU en su relación económica con el país azteca, los riesgos de que se implementen medidas proteccionistas han tenido un impacto "importante" en los mercados financieros del país.
"En particular, la cotización de la moneda nacional mostró una significativa depreciación y las tasas de interés registraron incrementos en todos sus plazos, conduciendo a un empinamiento de la curva de rendimientos", aprecia la institución gobernada por Agustín Carstens.
En este sentido, la divisa azteca se ha depreciado un 1% frente al dólar tras conocerse la decisión del banco central, intercambiándose un dólar por 20,4 pesos mexicanos, cerca de los mínimos históricos registrados tras la victoria electoral de Trump, cuando un 'billete verde' llegó a intercambiarse por 21 pesos.
De cara a 2017, el organismo monetario de México prevé que la inflación y la inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se sitúen por encima del objetivo del 3%, para alcanzar "niveles cercanos" a la meta de inflación a finales de 2018.