Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España data el fin de la crisis en 2017, cuando se recuperará el volumen de PIB anterior

Afirma que el impacto de la incertidumbre política no ha sido "muy significativo" y pide que la evolución salarial no sea homogénea
El Banco de España cree que la crisis finalizará definitivamente el próximo año, ya que estima que "en algún momento" de 2017 España recuperará el nivel de PIB en términos reales que tenía justo antes de la crisis de 2007, si bien la recuperación del empleo se prolongará más en el tiempo hasta poder situarse en tasas anteriores a la crisis.
Así lo ha señalado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un encuentro informativo con motivo de la publicación del informe trimestral de la economía española del organismo, que mejora en cuatro décimas la previsión de crecimiento para este año (+3,2%) y establece una desaceleración en 2017 (+2,3%) y 2018 (+2,1%).
Hernández de Cos ha afirmado que "en algún momento de 2017" se recuperará el nivel de PIB que había justo antes de la crisis de 2007, aunque ha matizado que, en términos de empleo, el organismo sitúa la vuelta a los niveles anteriores a la crisis más allá del horizonte de sus previsiones, realizadas hasta el año 2018.
Por otro lado, el Banco de España prevé que el déficit se sitúe en el 4,9% este año, tres décimas más que lo acordado con Bruselas, si bien se trata de una previsión que no contempla el aumento del Impuesto de Sociedades que previsiblemente aprobará el Consejo de Ministros este viernes, con el que espera ingresar 8.000 millones de euros más. El organismo cree que España tampoco cumplirá los objetivos de 2017 (3,1%) y 2018 (2,2%), al pronosticar unos desajustes del 3,6% y del 3,1%, respectivamente.
Por ello, el Banco de España considera que la política fiscal tendría que recuperar un tono "restrictivo" para poder alcanzar esos objetivos, puesto que con un "tono neutral" de política presupuestaria "no se cumple" lo pactado con la Comisión Europea.
EL IMPACTO DE LA INCERTIDUMBRE, NO "MUY SIGNIFICATIVO".
En cuanto al impacto de la incertidumbre política en la economía española y las previsiones de crecimiento, Hernández de Cos ha afirmado que existe una "evidencia" de que la incertidumbre puede tener "efectos negativos" sobre el crecimiento, si bien el impacto es "difícil de medir y de estimar" a corto plazo.
En esta línea, ha asegurado que desde el Banco de España no perciben que haya tenido un impacto "muy significativo", y que si éste se ha producido, "ha sido compensado por otros factores", como puede ser el bajo precio del petróleo. "Las previsiones del segundo y del tercer trimestre si acaso nos han sorprendido al alza", ha manifestado.
En todo caso, el organismo presidido por Luis María Linde ha advertido de que cuánto mayor tiempo se prolongue el periodo de incertidumbre política es "más probable" que los efectos negativos de la misma "acaben materializándose" o se agraven los perjuicios que ya se hayan podido producir.
PIDE QUE LA EVOLUCIÓN SALARIAL NO SEA HOMOGÉNEA.
Por otra parte, sobre la evolución de los salarios, desde la Dirección General de Economía y Estadística del Banco de España han indicado que hasta agosto se registra en los convenios colectivos un incremento salarial de entorno al 1,1%, por lo que constata una moderación salarial que aunque no permite mejoras de competitividad como las producidas en los últimos años, "tampoco llevaría a una pérdida" de la misma.
En este sentido, Hernández de Cos ha indicado que la evolución de los salarios tiene que ser "acorde a las condiciones económicas de las empresas", por lo que el elemento de heterogeneidad de los salarios es "lo relevante".
Así, ha insistido en la importancia de que no haya homogeneidad en el crecimiento de los salarios, sino que dependa de las características económicas y de la evolución individual de cada empresa, ya que aunque las rentabilidades han seguido mejorando en el primer semestre y hay una situación "mejor" en general, "sigue habiendo empresas que no están en una buena situación".
DOS FENÓMENOS QUE AFECTAN AL PARO.
Por último, sobre la tasa de paro, que el Banco de España prevé que cierre el año en el 19% y se reduzca al 17,8% en 2017 y al 16,7% en 2018, Hernández de Cos ha explicado que se producen dos fenómenos con "mayor virulencia" de la prevista inicialmente.
En concreto, se ha referido a los desempleados menores de 25 años, que están retrasando su incorporación al mercado de trabajo y se mantienen más tiempo en el sistema escolar, lo que provoca una reducción de la tasa de paro; y la franja de parados de mayor edad, sobre la que ha apuntado que el envejecimiento poblacional también contribuye a su reducción.