Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España no descarta "episodios de estrés" en mercados financieros durante la negociación del Brexit

El Banco de España considera que "no es descartable" que durante el proceso de negociación del Brexit entre Reino Unido y la Unión Europea se produzcan "algunos episodios de estrés" en los mercados financieros, principalmente en Europa.
"La configuración pecisa de este nuevo marco, en particular en lo relativo a la prestación de servicios financieros, es una cuestión muy relevante para las perspectivas de la UE y, sobre todo, del Reino Unido", advierte la institución gobernada por Luis María Linde en su último informe de estabilidad financiera.
Para el supervisor bancario, la economía británica constituye un "foco de riesgo", ya que, a pesar de haber mostrado una "notable resistencia" tras el referéndum, "los datos más recientes apuntan a una cierta ralentización de la actividad económica en este nuevo entorno".
El Banco de España considera que "varios elementos" podrían "alterar" el contexto de "relativa complacencia" en los mercados de capitales y "afectar" a las valoraciones de distintos activos financieros.
Entre esos elementos se encuentra la posibilidad de que se dé un ritmo de implantación "más lento, menos ambicioso de lo esperado" o de que no se aprueben "algunas medidas" en la economía estadounidense, que "podrían desencadenar importantes ajustes" en los mercados financieros.
En opinión del supervisor, las "elevadas" valoraciones bursátiles en Estados Unidos se asientan en la mejora de los resultados empresariales, pero también en el "efecto esperado" de la "ambiciosa agenda" de cambio fiscal y de modificaciones regulatorias.
POSIBILIDAD DE SUBIDAS DE TIPOS MÁS RÁPIDAS
Según explica en su informe, un entorno de mayor crecimiento económico y presiones de inflación en Estados Unidos "podrían implicar" un ajuste al alza de los tipos de interés "más rápido que el esperado por los inversores", que "no solo afectaría a la rentabilidad a largo plazo de la deuda americana, sino que podría extenderse a los mercados de crédito, renta variable y cambiarios, así como a otros países".
"Aunque todavía no están definidos el tamaño, la composición y el calendario del paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos, la combinación de una reducción de los impuestos directos, dependiendo de quienes sean los principales beneficiarios, y de un incremento
del gasto en infraestructuras induciría un impulso expansivo a corto plazo, con repercusiones positivas más allá de Estados Unidos", señala el Banco de España.
Por otra parte, en relación con la economía turca indica que es "una de las más expuestas a un endurecimiento de las condiciones financieras internacionales, dada su dependencia de la financiación exterior", por lo que la solvencia de las cuentas públicas "proporciona un punto de apoyo necesario para fundamentar su reactivación económica".
Al mismo tiempo, asegura que en Brasil, que cuenta con una economía "mucho menos dependiente de las condiciones de financiación externas", "el restablecimiento de la credibilidad fiscal sigue siendo clave para la consolidación de la recuperación".