Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España confirma que el Euríbor cerró julio en un nuevo mínimo del -0,154%

El Banco de España ha confirmado que el Euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de julio en el -0,154%, por lo que ahonda en sus mínimos históricos, lo que permitirá abaratar las hipotecas a las que les toque revisión en unos 62,64 euros anuales.
Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 62,64 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, 5,22 euros al mes.
Asimismo, el Banco de España ha indicado que los datos correspondientes al mes de julio muestran también un descenso, hasta el -0,154%, del míbor, el tipo interbancario a un año que servía de referencia oficial del mercado hipotecario para las operaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000.
El Euríbor se adentró en febrero del año pasado en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro.
El índice permanece hundido por debajo del 0% durante diecisiete meses consecutivos, si bien es cierto que las caídas se están aminorando.
La explicación a este fenómeno, según el analista de XTB Joaquín Robles, se debe al exceso de liquidez en el mercado, por lo que considera que está situación se mantendrá hasta que el organismo europeo decida finalizar el programa de estímulos actual e inicie un progresivo endurecimiento de su política monetaria.
Sin embargo, el experto considera que el BCE no comenzará a rebajar el grado de acomodación monetaria hasta, por lo menos, mediados de 2018.
"Los bancos están aprovechando esta situación de exceso de liquidez y previsiones de subidas de tipos en el corto plazo para ofrecer hipotecas con el diferencial más bajo de los últimos años con la expectativa que la futura subida del Euríbor compense dicha rebaja, considera el experto.